Mundo

¿Qué está pasando en Colombia? Por qué la policía está disparando contra manifestantes

Por seis días consecutivos Colombia ha vivido fuertes protestas con 19 muertos y cientos de denuncias de violencia policial. ¿Qué está pasando en Colombia?

Por  Raúl Durán

1/6
Qué está pasando en Colombia: violencia policial en protestas(AFP)

Qué está pasando en Colombia: violencia policial en protestas | AFP

Qué está pasando en Colombia: violencia policial en protestas(EFE)

Qué está pasando en Colombia: violencia policial en protestas | EFE

Qué está pasando en Colombia: violencia policial en protestas(AFP)

Qué está pasando en Colombia: violencia policial en protestas | AFP

Qué está pasando en Colombia: violencia policial en protestas(EFE)

Qué está pasando en Colombia: violencia policial en protestas | EFE

¿Qué está pasando en Colombia? Por qué la policía está disparando contra manifestantes(EFE)

¿Qué está pasando en Colombia? Por qué la policía está disparando contra manifestantes | EFE

Qué está pasando en Colombia: violencia policial en protestas(EFE)

Qué está pasando en Colombia: violencia policial en protestas | EFE

Colombia se ha encontrado en el foco internacional desde los últimos días por las intensas protestas en varias de sus ciudades, las cuales han estado marcadas por la muerte de al menos 19 personas y cientos de denuncias de violencia policial, entre ellas por disparos de arma de fuego contra manifestantes.

¿Qué está pasando en Colombia?

Las manifestaciones en Colombia estallaron el pasado 28 de abril en rechazo a la reforma tributaria impulsada por el presidente Iván Duque, que planteaba ampliar el cobro de impuestos, afectando a las clases media y baja. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Las protestas comenzaron de forma pacífica con miles de asistentes, pero pronto se registraro disturbios y actos vandálicos contra bancos y oficinas gubernamentales en ciudades como Cali, Medellín, Bogotá e Ibagué.

Leer más: Tornado toca tierra en Texas, tras advertencia del Servicio Meteorológico Nacional

En respuesta, el presidente colombiano ordenó el despliegue del Ejército y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), lo que disparó las denuncias de abusos policiales, detenciones arbitrarias e incluso ejecuciones extrajudiciales.

Violencia policial

En ese contexto, en redes sociales comenzaron a ser difundidos diversos videos en los que se observa a la policía disparando contra manifestantes, incluso contra civiles que aparentemente no participaban en las protestas.

Ante el hermetismo de las autoridades sobre cifras de víctimas, la ONG Temblores comenzó a compilar los datos  de las denuncias recibidas en su plataforma. Tras tres días de protestas, sumaban 13 muertos, 4 víctimas de violencia sexual, 18 casos de disparos por parte de policías, 655 detenciones arbitrarias y 68 víctimas de violencia policial.

Sin embargo, la cifra fue en aumento de la misma manera en que las manifestaciones continuaron, pese a que el domingo Iván Duque anunció el retiro del proyecto de reforma tributaria que detonó el descontento social, para reemplazarla por una nueva iniciativa fruto del consenso político.

La reforma fiscal contemplaba ampliar la base tributaria y el cobro del IVA del 19% a los servicios públicos, lo que representaría un golpe a la economía de las clases media y baja de Colombia. 

Un día después del anuncio del presidente de Colombia, el artífice de la polémica iniciativa y ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, renunció a su cargo, lo que tampoco ha hecho que paren las protestas.

Tras la sexta jornada de manifestaciones, finalmente la Defensoría del Pueblo dio a conocer la primera cifra oficial de víctimas, confirmando 19 muertos y alrededor de 800 heridos durante los eventos de los últimos días. 

Según el informe de las autoridades, 18 de los fallecidos son civiles y el otro es un policía, mientras analizan 140 denuncias con informes sobre muertos, desaparecidos, abuso policial y agresiones.

Uno de los numerosos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas policiales durante las protestas en Colombia. Foto: EFE

En contraste, la ONG Temblores sostiene que la cifra es mayor, con al menos 26 personas asesinadas por agentes policiacos, 142 víctimas de violencia física, 761 detenciones arbitrarias, 17 víctimas de agresión en sus ojos, 9 víctimas de violencia sexual y 56 denuncias de desapariciones en el marco de las movilizaciones.

Por su parte, la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos denunció este martes que las fuerzas de seguridad colombianas han ejercido "excesivo uso de la fuerza" durante la ola de protestas que se vive en el país, lo que atestiguaron integrantes de la misión de esa agencia en Cali.

Utilizaron munición real, golpearon a manifestantes y hubo detenciones, en el contexto de una situación tensa y volátil en la que algunos participantes en las protestas también han sido violentos", detalló la portavoz de la oficina dirigida por la alta comisionada Michelle Bachelet. 

La otra cara de las protestas

La otra cara de las protestas está en la parálisis en que se ha sumido principalmente Cali, epicentro de los disturbios, con decenas de comercios destruidos, largas filas para abastecer combustible y los estantes de alimentos vacíos en tiendas y mercados, un problema que no ha llegado a un punto crítico pero podría agravarse en los próximos días. 

Las autoridades temen que los bloqueos en carreteras en el departamento del Valle del Cauca provoquen un desabasto de alimentos en Cali, por lo que aseguran estar trabajando para garantizar los suministros. 

Asimismo, señalan que se necesita oxígeno para pacientes con Covid-19 en algunos hospitales, así como alimentos para animales de granja. En ese sentido, advirtieron que "la primera tarea" para el Ejército y la Policía será "despejar todas las entradas a la ciudad", lo que podría traducirse en más violencia.

Leer más: El Día Internacional el Bombero se celebra este 04 de mayo

Mientras tanto,  manifestantes han improvisado barricadas en algunas zonas a las afueras de Cali, las cuales deben atravesarse para entrar o salir de la ciudad.

Con objetos como conos, señales de tránsito, trozos de concreto y llantas quemadas, el paso ha sido bloqueado a los vehículos, lo que también ha afectado las operaciones del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón. 

Con información de EFE.

 
Testigos en el hecho del desplome de la línea 12 del metro en CDMX
Síguenos en

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo