Mundo

Reino Unido alerta que su sistema sanitario colapsará en 3 semanas si continúan contagios de Covid-19

De mantenerse la actual tendencia de contagios de Covid-19, el sistema sanitario de Reino Unido podría colapsar en las próximas tres semanas

Por  Raúl Durán

De mantenerse la actual tendencia de contagios de Covid-19, el sistema sanitario de Reino Unido podría colapsar en las próximas tres semanas.(AFP)

De mantenerse la actual tendencia de contagios de Covid-19, el sistema sanitario de Reino Unido podría colapsar en las próximas tres semanas. | AFP

Londres.- El sistema sanitario de Reino Unido podría colapsar en las siguientes tres semanas si no disminuyen los contagios de Covid-19 y los británicos no cumplen las restricciones impuestas, alertó el Oficial Médico Jefe de Inglaterra, Chris Whitty.

Mediante un comunicado publicado este domingo en The Sunday Times, Whitty, el resto de jefes médicos británicos y el director médico del Sistema Nacional de Salud pidieron que por primera vez el nivel de alerta sea elevado a 5, a la vez que advirtieron sobre el riesgo del inminente colapso que enfrentan los hospitales de Reino Unido. (Reino Unido comienza a aplicar vacuna de AstraZeneca y prevé endurecer restricciones)

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Los cuatro jefes médicos de Reino Unido y el director médico del Sistema de Salud han recomendado por primera vez elevar el nivel de alerta a 5, el máximo. Esto significa que si no se toman medidas, existe riesgo de que nuestro servicio sanitario se vea superado en 21 días", advirtieron.

Chris Whitty señaló que las restricciones actuales son "demasiado laxas" y no servirán para reducir los contagios de coronavirus si la gente no acata la orden de quedarse en casa, por lo que considera que Reino Unido está en el "momento más grave" de su lucha contra el Covid-19.

La aparición de una nueva cepa de coronavirus, mucho más contagiosa que la ya conocida, ha sometido a los hospitales de Londres y el sureste de Inglaterra a una presión sin precedentes, con un ritmo de contagios alarmante, una situación que se ha agravado aún más desde el pasado lunes.

El jefe médico inglés advirtió que de mantenerse la tendencia actual, el tiempo de atención médica seguirá creciendo hasta niveles peligrosos. "Los hospitales no tendrán sitio para redirigir los casos de urgencia y la ratio personal-pacientes serán inaceptables incluso en cuidados intensivos. Habrá muertes inevitables", dijo.

Este sábado 9 de enero Reino Unido superó la barrera de las 80 mil muertes tras sumar mil 35 decesos en el último día, mientras que los contagios crecieron a 3 millones 17 mil 409 tras añadir 59 mil 937. 

Como última medida, el Gobierno británico anunció el cierre de las escuelas de primaria y secundaria, a excepción de hijos de trabajadores esenciales y alumnos vulnerables, además de cancelar la mayoría de los exámenes a fin de contener el aumento de contagios.

Por otra parte, desde el domingo 20 de diciembre permanecen suspendidas todas las actividades no esenciales y viajes al extranjero en Londres, luego de que el primer ministro, Boris Johnson, elevó el nivel de alerta a 4, considerado grave.

Mientras tanto, continúa en marcha el plan de vacunación contra Covid-19, con el que las autoridades esperan vacunar a toda la población vulnerable, conformada por casi 24 millones de personas.

Reino Unido, el país más golpeado por la pandemia en Europa, fue el primero en comenzar en aplicar la vacuna de Pfizer y BioNTech contra Covid-19, y recientemente ha aprobado el uso de la de AstraZeneca, con lo que espera acelerar la vacunación.

Desde el hospital Chase Farm de Londres el pasado lunes, Boris Johnson reconoció la necesidad de implementar "medidas más duras" para contener el aumento de contagios, tras lo cual se anunció el cierre de escuelas.

La aparición de una nueva cepa o variante de Covid-19 en Reino Unido ha causado alarma en la comunidad internacional, ya que resulta ser mucho más contagiosa que la ya conocida, aunque no se tienen indicios de que pueda producir una infección más grave en los pacientes.

Como medida de prevención, varios países europeos y de América, entre los que no figura México, decidieron suspender vuelos con Reino Unido, lo que no ha impedido el surgimiento de casos con la nueva cepa en otras naciones.

Con información de EFE.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo