Mundo

Reos en Los Ángeles tratan de infectarse de Covid-19 para ser liberados

Los reclusos en las cárceles del condado de Los Ángeles están tratando de infectarse con el coronavirus como parte de un plan para ser liberados

Por EFE

-

Los Ángeles.- Los reclusos en las cárceles del condado de Los Ángeles están tratando de infectarse con el coronavirus como parte de un plan para ser liberados, advirtió este lunes el jefe del Departamento del Alguacil (LASD), Alex Villanueva.

Internos fueron capturados en vídeo bebiendo de un contenedor supuestamente contaminado por un interno infectado con COVID-19, y luego lo escondieron como parte de un plan para ser liberados, aseguró el titular del LASD.

Es triste pensar que alguien se expusiera de manera deliberada al COVID-19

subrayó Villanueva en una conferencia de prensa, donde mostró el vídeo.

Las imágenes, captadas por las cámaras de seguridad, muestran a varios prisioneros reunidos en una esquina, y después guardan rápidamente lo que parece ser un contenedor.

“Como resultado de este comportamiento de este módulo en particular, 21 reos dieron positivo para COVID-19 una semana después que este vídeo fuera tomado”, aclaró el jefe.

Los contenedores infectados fueron descubiertos por un recluso que encontró un alijo de artículos.

Según Villanueva, un reo fue golpeado por otros reclusos después de interrumpir un esquema para eliminar los elementos que se cree que estaban contaminados con el coronavirus.

“Esto es problemático porque hubo una creencia errónea dentro de la población de reos que si eran positivos podrían forzar nuestra mano y hacer que los liberáramos (...), y esto no va a pasar”, insistió Villanueva.

Desde el comienzo de la pandemia, 357 reclusos han dado positivo a COVID-19 dentro de las cárceles de Los Ángeles. El número de internos infectados se ha más que triplicado desde el 30 de abril, cuando se descubrió que 115 tenían el virus.

De los 357 reclusos con el virus, 117 se han recuperado completamente y 222 siguen enfermos. Mientras 4.590 prisioneros se encuentran actualmente en cuarentena.

Dieciocho de los reos fueron liberados después de dar positivo por el virus, pero antes de cumplir con los estándares de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC),.

Ante la situación, críticos de la gestión catalogaron de negligente la actuación de Villanueva en el manejo del brote en las cárceles.

“Lo que está claro es que el Sheriff ha perdido todo el control y no tiene idea de hasta qué punto la enfermedad se está extendiendo en las cárceles”, dijo en un comunicado la activista Patrisse Cullors, quien participa en una demanda contra Villanueva por su gestión en la emergencia sanitaria en las cárceles.

“Contrariamente a los alegatos del alguacil, lo que he estado escuchando de los prisioneros es que no hay suficiente jabón, no hay agua caliente, que los oficiales del sheriff se burlan de la gente al toser en su presencia, diciéndoles que van a morir de COVID-19”, agregó la activista.

Villanueva tendrá que comparecer ante la Comisión de Supervisión Civil de Los Ángeles para explicar su estrategia para contener el brote de virus en las cárceles.

Este lunes se confirmaron 591 nuevos casos de COVID-19 en el condado de Los Ángeles, y 39 pacientes infectados con el virus murieron.

El total de contagiados en los Ángeles llegó a 32.358 casos, mientras 1.569 pacientes han fallecido contagiados con la enfermedad. La región es la más afectada en el estado de California. 

Síguenos en