Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Reportes de gusanos en la comida a reclusos

ESTADOS UNIDOS

Columbus, EEUU (AP).- Gusanos en la comida, escasez de personal y reportes de falta de alimento son algunas de las quejas nuevas contra la compañía que ganó el contrato para alimentar a los reclusos de Ohio.

Reportes obtenidos por The Associated Press mostraron numerosos problemas reportados desde abril, cuando el estado dio el inusual paso de multar a la compañía por violaciones de contrato.

Los documentos muestran 65 instancias donde Aramark Correctional Services no proveyó comida o se acabó -usualmente el plato principal, tal como hamburguesa y empanadas de pollo- cuando servía a reclusos, llevando a demoras y en algunos casos problemas de seguridad causados por la frustración de los internos. En la mayoría de los casos se sirvieron substitutos.

El 28 de mayo, los guardias suspendieron el desayuno "para impedir una protesta masiva" en el penal Warren, en el suroeste de Ohio, luego que los reclusos se enfureciesen cuando se les servía solamente pan blanco y mantequilla de maní luego que el camión de abastecimientos se retrasó.

Los documentos muestran además varios días en los que empleados de Aramark no se presentaron a trabajar y casos de relaciones no autorizadas entre reclusos y trabajadores de la empresa. Reportes alegan relaciones sexuales entre algunos prisioneros y empleados.

Los archivos también indican cinco reportes de gusanos desde enero en alimentos o en el proceso de preparación. El mes pasado, por ejemplo, un empleado de Aramark le informó a un guardia en el penal de Trumbull que había gusanos cayendo de las bandejas térmicas.

Un reporte del departamento local de salud dijo que se trataba de un incidente aislado y agregó que el supervisor de Aramark siguió los pasos necesarios para asegurar la seguridad de los alimentos.

El tema forma parte de un debate sobre la privatización de los servicios en las prisiones, desde la preparación de alimentos hasta la administración de penales, para ahorrar fondos a los presupuestos estatales.

Los partidarios dicen que la industria privada a menudo puede realizar el trabajo más eficientemente y de forma más barata, sin las trabas de reglas sindicales y administrativas. Pero los que se oponen dicen que la privatización lleva a una tendencia a escatimar que crea peligros para reclusos y empleados.