Mundo

Revela la parte más difícil de decirle a su hija, que tiene cáncer

Una madre ha revelado el momento desgarrador cuando le dijo a su pequeña niña que tenía cáncer

Por  Martha Isis Carrillo

Revela la parte más difícil de decirle a su hija, que tiene cáncer(Pixabay)

Revela la parte más difícil de decirle a su hija, que tiene cáncer | Pixabay

Estados Unidos.- Una madre ha revelado el momento desgarrador cuando le dijo a su pequeña niña que tenía cáncer.

Debbie Davis Seib también ha revelado cómo su hija Abby "deseó no haber nacido" después de que sus terribles dolores de cabeza resultaran ser un tumor cerebral.

Nada podría preparar a la madre para dar la noticia del diagnóstico devastador a la niña, que durante meses había estado demasiado mal para ir a la escuela.

Revela la parte más difícil de decirle a su hija, que tiene cáncer Foto: Pixabay

Respiró hondo antes de decir: "¿Te han dolido mucho esos dolores de cabeza y los vómitos que sigues teniendo?"

"Sí, mamá, dolieron", respondió Abby.

"Es porque tienes algo creciendo allí que no debería estar allí. Tenemos que sacarlo".

La valiente niña, no lloró, en cambio ella contestó "ok mamá".

Momentos antes, Debbie se había derrumbado en el aparcamiento del hospital.

Su mundo tardó unos minutos en desmoronarse cuando el médico la llamó a ella y a su esposo Dave a un lado en una habitación.

Ella gritó "no, no, no, no", ya que les dijeron que Abby tenía un tumor en su cerebro y que parecía ser un cáncer que se sabe que tienen los niños.

"Sentí que todo mi ser era arrojado a una pesadilla infernal, una que no podía dejar, pero una que posiblemente podría llevarse a mi hermosa hija", dijo Debbie.

Revela la parte más difícil de decirle a su hija, que tiene cáncer Foto: Pixabay

Debbie y Dave empezaron a preocuparse de que algo estuviera mal con su hija en el invierno de 2017, cuando comenzó a perder la concentración y repetir sus palabras.

Al principio le hicieron la prueba de TDAH y le dieron medicamento.

Las cosas empezaron a empeorar gradualmente en 2018, cuando la enviarían a casa desde la escuela con dolores de cabeza. No era motivo de gran preocupación para Debbie, ya que las migrañas corrían en su familia.

Pero cuando Abby comenzó a despertarse con dolor y vómitos, fue cuando se preocupó profundamente.

Dave y Debbi la llevaron al médico e hizo varias pruebas, incluida la verificación de la coordinación mano-ojo. Luego enviaron a Abby a un neurólogo.

El neurólogo "nos dijo que probablemente se debía a alergias. Le dio una palmada en la cabeza a mi hija y le dio un bolígrago", contó Debbie.

El doctor que había enviado a Abby al neurólogo no estaba convencido.

Y envió a Debbie que llevara a su hija al departamento de emergencias para hacerse una tomografía computarizada.

Revela la parte más difícil de decirle a su hija, que tiene cáncer Foto: Pixabay

La exploración confirmó lo peor y Abby fue trasladada de inmediato a un hospital infantil donde fue sedada y se realizó una biopsia para identificar el tumor canceroso.

Cuando Abby fue llevada para una cirugía cerebral, le dijo a su madre: "Tengo miedo, pero seré valiente".

Cuatro horas más tarde, cuando Debbie miró a Abby después de la operación, sollozó al ver a su pequeña cubierta con vendas.

Después de su séptimo cumpleaños, comenzó la radiación y su hermoso cabello rizado rubio tuvo que ser cortado.

Debbie dijo: "Para el décimo tratamiento, a Abby no le gustaban las radiaciones porque podía oler olores extraños".

"Ella ha dicho muchas veces que odia su vida, que desearía no haber nacido. Esto es de una niña de 7 años", dijo Debbie.

Abby todavía está en tratamiento, pero está decidida a ganar la pelea. Su sueño es tener una granja de rescate.

Ella quiere salvar a todos los "animalitos heridos".