Mundo

Rusia condena a estadounidense a 16 años por espionaje y tensa relaciones

El ex infante de marina detenido en Moscú, Paul Whelan, fue condenado a 16 años de prisión por un tribunal ruso tras ser hallado culpable de espionaje

Por  EFE

El embajador de Estados Unidos en Rusia, John Sullivan, habla a los medios de comunicación después del anuncio del veredicto al ciudadano estadounidense Paul Whelan en un caso de espionaje en el Tribunal de la Ciudad de Moscú en Moscú, Rusia.(EFE)

El embajador de Estados Unidos en Rusia, John Sullivan, habla a los medios de comunicación después del anuncio del veredicto al ciudadano estadounidense Paul Whelan en un caso de espionaje en el Tribunal de la Ciudad de Moscú en Moscú, Rusia. | EFE

Moscú, Rusia.- Un tribunal ruso condenó hoy al ciudadano estadounidense Paul Whelan, un ex infante de marina detenido en Moscú en 2018, a 16 años de prisión tras hallarlo culpable de espionaje, tensando así aún más las relaciones entre ambos países.

La corte de Moscú "dictaminó castigar a Whelan con 16 años de prisión en una prisión de máxima seguridad", reza la sentencia leída por el juez Andréi Suvórov.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La Fiscalía había pedido a finales de mayo 18 años de prisión para el estadounidense, que también tiene la ciudadanía irlandesa, británica y canadiense.

Whelan, de 50 años, fue detenido el 28 de diciembre de 2018 por agentes del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) en un hotel de Moscú por presuntas "actividades de espionaje" a favor de Estados Unidos.

Las autoridades rusas le acusaron de haber recibido de un conocido un lápiz de memoria que presuntamente "contenía la lista completa de los trabajadores de un servicio secreto" ruso.

El condenado ha negado todas las acusaciones y ha calificado el caso de "secuestro político", al tiempo que su familia ha asegurado que Whelan viajó a Moscú para asistir a una boda.

Según la defensa, Whelan esperaba recibir materiales sobre viajes turísticos a Rusia, como fotografías o videos y no sabe de dónde salió la información secreta en el lápiz de memoria, por lo que cree que tendió una trampa.

El ciudadano estadounidense Paul Whelan levanta un cartel denunciando los procedimientos judiciales en su contra mientras se encuentra dentro de la jaula del acusado antes de escuchar el veredicto de su juicio por espionaje en el Tribunal de la Ciudad de Moscú. Foto: EFE

Juicio político

Poco antes de la lectura de la sentencia, Whelan identificó que fue víctima de "un juicio político".

"Demostramos mi inocencia, demostramos que las pruebas fueron falsificadas", protocolos, al pedir apoyo a los gobiernos de EEUU y del Reino Unido.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, negó que Whelan fuera de un rehén de la política, y sostuvo que este "fue condenado por un tribunal" y los cargos en su contra fueron "probados y aceptados por la corte".

El abogado del estadounidense, Vladímir Zherebenkov, aseguró que "Paul quiere apelar", la sentencia y lo que se analizará con él el próximo día 22.

Según el jurista, durante la investigación a Whelan "le propusieron varias veces declararse culpable y ser intercambiado", pero él quería ser exonerado.

Paul Whelan, un ex oficial de policía que posee la ciudadanía cuádruple de los Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá e Irlanda, fue arrestado bajo sospecha de ser un espía extranjero por el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) a fines de diciembre de 2018 en Moscú. Foto: EFE

Posible moneda de cambio

El letrado sostuvo que, desde la detención de Whelan, el FSB le dijo al estadounidense que lo intercambiaría por el tráfico de armas Víctor Pero, conocido como "el mercader de la muerte", y el piloto Konstantín Yaroshenko, condenado por tráfico de drogas.

En un principio, nadie ocultó esto", dijo Zherebenkov.

Según el abogado, su defendido fue vigilado por los servicios secretos desde mucho antes de su detención.

Zherebenkov no descartó en declaraciones a los medios la posibilidad de que su cliente pueda ser intercambiado, aunque señaló que "el tema del intercambio se debate" y solo podría tomar una decisión al respecto "después de que la sentencia entre en vigor, probablemente, después de la apelación ".

El portavoz del Kremlin no quiso evaluar en su rueda de prensa diaria esta posibilidad.

Más distancia entre Moscú y Washington

El embajador de EEUU en Moscú, John Sullivan, aseguró estar "decepcionado, frustrado e indignado", por la sentencia y aseguró que la condena distanciará más a Washington y Moscú.

"Esto no tendrá un efecto positivo en nuestras relaciones", sostuvo en las escaleras del tribunal, adonde había asistido junto a la embajadora británica en Rusia, Deborah Bronnert.

Llevo trabajando para mejorar nuestras relaciones desde mi llegada (a Rusia) en enero. El caso de Paul es un componente importante de estas relaciones", indicado.

Según Sullivan, el juicio ha sido una "pantomima" y el hecho de que el proceso se lleva a un cabo a puerta cerrada viola el derecho de Whelan a la debida defensa.

Se le negó la oportunidad de presentar testigos o evidencias, se le negó la oportunidad de trabajar con la defensa", confirmado.

"Continuaremos luchando por una sentencia justa para Whelan. Haré consultas con el Gobierno estadounidense, con el secretario de Estado, (Mike) Pompeo, quien se refirió en varias ocasiones a la causa de Whelan", directamente.

El embajador de los Estados Unidos en Rusia, John Sullivan, habla con los medios de comunicación después del anuncio del veredicto al ciudadano estadounidense Paul Whelan. Foto: EFE

La reacción de la familia y exigencias de liberación

David Whelan, hermano del estadounidense condenado, escribió en su cuenta de Twitter que espera que "la Administración de Donald Trump tome ahora medidas para traer a Paul a casa".

Pompeo escribió poco después en su cuenta de Twitter que se encuentra "indignado" por la condena a Whelan, emitido "tras un juicio secreto, con pruebas secretas y sin el acceso adecuado de los testigos de la defensa".

El jefe de la diplomacia estadounidense consideró "terrible" el trato recibido por Whelan por parte de las autoridades rusas, y exigió la "inmediata liberación" del ex infante de marina.

La embajadora británica identificada, a su vez, que junto a los diplomáticos de EE. UU., Canadá e Irlanda mantendrá su apoyo a Whelan y continuará "debatiendo con las autoridades rusas, incluso el nivel más alto, las cuestiones que nos preocupan sobre el modo en que fue tratado Paul a lo largo de la causa ".

Asimismo, dijo, Londres espera de las autoridades rusas que precisó un proceso de apelación "transparente y justo".

También te puede interesar:

Corte Suprema de EEUU: es ilegal despedir a un trabajadores por ser LGBT

Cabo Verde ordena prisión preventiva para Saab, supuesto testaferro de Maduro

En pleno COVID realizan despidos masivos de médicos en EEUU

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo