Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Rusia incrementa la presión sobre Ucrania

SEVASTOPOL

Ucrania.- Moscú intensificó el sábado la presión sobre Ucrania, a cuyas nuevas autoridades describió como marionetas en manos de radicales armados mientras fuerzas prorrusas en Crimea intentaban expulsar a los soldados ucranianos de las pocas bases militares que aún controlan en la región.

El parlamento regional en Crimea fijó el 16 de marzo como la fecha para la realización del referendo con el que la región se pronunciará separarse de Ucrania para anexionarse a Rusia, en tanto que legisladores de alto rango en Moscú dijeron que apoyarán la medida, al margen de las amenazas de sanciones y las advertencias del presidente Barack Obama de que esa consulta viola el derecho internacional.

La estratégica península ubicada en el sur de Ucrania se ha convertido en un punto de conflicto en la batalla de Ucrania, cuyo presidente Viktor Yanukovych huyó a Rusia después de tres meses de protestas antigubernamentales.

La mayoría de habitantes en Crimea se identifica con Rusia, en tanto que Moscú tiene una base naval importante en el Mar Negro.

Aunque Estados Unidos y la Unión Europea exhortaron a Rusia a que emprenda un diálogo con las nuevas autoridades ucranianas que llegaron al poder mediante al oleada de protestas por las que Yanukovych huyó a Rusia, el Kremlin rehúsa hacerlo y describió el cambio de poder en Ucrania como un "golpe inconstitucional".

El ministro de exterior de Rusia, Sergey Lavrov, dijo el sábado que Moscú no ve sentido en sostener un diálogo con las nuevas autoridades de Ucrania a las que considera sometidas por nacionalistas radicales.

"El llamado gobierno interino no es independiente, depende para nuestro gran pesar, de nacionalistas radicales que tomaron el poder por las armas", dijo Lavrov en conferencia de prensa. Los grupos nacionalistas recurren a "la intimidación y el terror" para controlar Ucrania, apuntó.

En tanto, en Crimea, soldados prorrusos intentaron en la noche del viernes tomar el control de una base ucraniana, una crisis tensa que duró varias horas.

El teniente coronel Vitaly Onishchenko, comandante adjunto de la base, dijo que tres decenas de soldados, con uniformes de camuflaje sin insignias, llegaron el viernes en la noche a la instalación.

Mientras un grupo intentó escalar un muro lateral de la base, otro estrelló un camión militar pesado contra las puertas del lugar, declaró Onishchenko el sábado.

Los individuos interrumpieron la energía eléctrica, cortaron las líneas telefónicas y exigieron a unos 100 efectivos ucranianos atrincherados entre barricadas en uno de los inmuebles de la base que entregaran las armas y juraran lealtad a Rusia. Los invasores se retiraron alrededor de la medianoche.

No hubo disparos ni heridos en esta acción pero el incidente refleja la exacerbación de las tensiones en la península de Crimea, en el Mar Negro.

En la semana transcurrida desde que Rusia tomó el control de Crimea, efectivos rusos han neutralizado y desarmado a los efectivos en las bases militares ucranianas en la región. Sin embargo, algunas unidades ucranianas han rechazado rendirse.

El nuevo gobernante de Crimea dijo que las fuerzas prorrusas que superan los 11.000 efectivos controlan todos los accesos a la región y han bloqueado todas las bases militares que no se han rendido.

Rusia, que tiene una base naval importante en Crimea, ha negado que sus fuerzas estén activas en Crimea y describió como "fuerzas de autodefensa" locales a los efectivos que utilizan uniformes verdes sin insignias en la región.

Sin embargo, muchos de estos soldados, provisto con armamento pesado moderno, son transportados en vehículos con matrículas rusas.

Onischenko dijo que los soldados que acometieron contra su base eran claramente rusos.

El presidente ruso Vladimir Putin dijo que Moscú no tiene intención de anexarse Crimea, pero afirmó que la gente local tiene el derecho a determinar el carácter de la región mediante un referendo.

En declaraciones a la BBC, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dijo el sábado que aunque no ha habido una reacción militar ante los recientes acontecimientos en Crimea, la crisis pone de relieve la existencia de amenazas a la seguridad y estabilidad de Europa.

Twitter: @DBT_Mazatlan

Facebook: El Debate Mazatlán