Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Se anunció la novena muerte por trágico colapso de puente

Aún no hay pruebas de que el accidente haya sido provocado por manos criminales

Puente de Villavicencio en vereda de El Carmen. Foto: Yohannes Duque

Colombia. En la tarde de este viernes, se anunció la muerte de la novena víctima de la tragedia del puente colgante sucedida en la vereda El Carmen.


Se trata de Karen Sofía Acosta. La niña había ingresado al hospital junto a los 13 heridos que había dejado la tragedia al caer el puente colgante, el cual aún no se sabe si en realidad fue un fatal accidente, o si se trata de una accidente provocado por criminales que hayan puesto ácido en el cable que se destrozó y provocó la catástrofe.


El dolor de las familias es irremediable, ya que varias de las víctimas correspondían al mismo grupo familiar. Dentro de las víctimas hay niños de 2, 4 y 12 años.


El puente de Villavicencio tenía una altura aproxiada de 60 metros y los fines de semana pasaban hasta 13.000 personas, las cuales pagaban la cantidad de $2,000 por pasar el puente.


Desde julio del 2016, ya se habia alertado de lo que podía suceder debido al alto tráfico de turistas, pero parece ser que se hizo caso omiso al respecto.

Según las pruebas aportadas por la Fiscalía, uno de los datos más relevantes del informe es que en ninguna parte de la estructura hallaron rastros criminales como la presencia de ácidos o cualquier otro químico que haya afectado el puente que colapsó.


Esta afirmación de la Fiscalía, dejó sin argumento a Manuel Antonio Díaz Ardila, padre de los propietarios del predio La Esmeralda, quien la tarde del miércoles habló de posibles manos criminales.


Señaló también como responsables a la Alcaldía de Villavicencio y Cormacarena, ya que la Alcaldía publicó fotos del puente que habían construido y que era únicamente para servicio de la misma finca; "las promocionó en los medios de comunicación y esto ocasionó que se disparara el número de vivitantes".


Un juez de control de garantías de Villavicencio negó la solicitud de orden de captura contra Manuel Antonio Díaz Ardila y su hija Adriana Díaz, pues se consideró que Manuel Díaz y su hija tienen arraigo en la ciudad y que por lo tanto no existe riesgo de que no comparezcan ante la justicia cuando se les llame.

En entrevista con reporteros de Llano 7 días, Díaz Ardila mencionó que en el momento había 30 personas, de las cuales sólo a siete les habían permitido el paso, y otros 23 se colaron y no respetaron los controles y "empezaron con euforia a mover el puente".


Sin embargo la justicia dio a conocer que el deber sí cae sobre los Díaz, ya que se considera que no fueron cumplidos frente a protocolos de seguridad y de cuidado. 


No cuentan con guardias que controlen el paso y los usuarios debía ser protegidos con arnés.
Según Manuel Díaz, existe la posibilidad de que una mano criminal haya intervenido el cable con algún ácido; dado la influencia de público y la acogida ambiental del proyecto, "personas enfermas de la envidia o demencia pudieron haber actuado así".


Mencionó que respecto al mantenimiento del puente, éste tienen una  madera especial de ese color que las hace ver viejas y aeguró que el problema fue la guaya. Sin embargo, Bomberos estableció que no se hacía mantenimiento.


En el paquete de pruebas de investigación, el informe concluyó que los puentes de La Esmeralda no son idóneos para el uso que les estaban dando en el predio, con fines de aprovechamiento turístico.
Fue un hecho lamentable lo ocurrido, pero las autoridades aún están esclareciendo  el caso.

Con información del El Tiempo

Tambien te puede interesar