Mundo

Seis muertos en disturbios postelectorales en Indonesia

Las redes sociales fueron desactivas; Las autoridades sospechan que no se trata de una protesta espontánea

Por  José Luis López Torres

Manifestantes intentando apagar el fuego de unos neumáticos en llamas en Yakarta, Indonesia, el miércoles 22 de mayo de 2019(AP)

Manifestantes intentando apagar el fuego de unos neumáticos en llamas en Yakarta, Indonesia, el miércoles 22 de mayo de 2019 | AP

Yakarta, Indonesia.- Tras las elecciones presidenciales, una serie de enfrentamientos se si vivieron en Yakarta donde las autoridades indonesias han controlado la situación en la capital, Yakarta, según dijo el miércoles el presidente del país, Joko Widodo, después de que seis personas murieran en disturbios de seguidores de su rival en las elecciones del mes pasado.

Los enfrentamientos comenzaron el martes por la noche cuando partidarios del exgeneral Prabowo Subianto intentaron abrirse paso hasta las oficinas de la agencia de supervisión electoral en el centro de la ciudad, y los disturbios seguían desde entonces.

Más de dos docenas de vehículos ardieron conforme los inconformes tomaban varios barrios en el centro de Yakarta lanzando piedras y bombas incendiarias a la policía, que respondió con gases lacrimógenos, un cañón de agua y balas de goma.

“Trabajaré con cualquiera para hacer avanzar a este país, pero no toleraré a nadie que interfiera con la seguridad, los procesos democráticos y la unidad de nuestra amada nación”, afirmó Widodo flanqueado por el jefe del Ejército y otros altos cargos.

Subianto, un irascible político ultranacionalista, se negó a aceptar el resultado de las elecciones del 17 de abril y se autoproclamó el vencedor de las elecciones. La Comisión Electoral de Indonesia dijo el martes que Widodo, un tecnócrata moderado y el primer mandatario indonesio ajeno a la élite de Yakarta, había sido reelegido para un segundo mandato con el 55,5% de los votos.

Subianto, procedente de una familia adinerada conectada con el exdictador Suharto, también perdió ante Widodo en 2014. Ha optado sin éxito a la presidencia en cuatro ocasiones desde que Suharto fue derrocado en 1998.

“La conclusión es que la gente que lleva las últimas 24 horas en protestas y disturbios representa a una pequeña minoría de votantes indonesios y a una pequeña minoría de los musulmanes indonesios”, dijo Alexander Arifanto, experto en política indonesia en la Escuela de Estudios Internacionales S. Rajaratnam en Singapur.

Algunas funciones de medios sociales como Facebook, Twitter y WhatsApp fueron restringidas de forma temporal para evitar la difusión de bulos y contenido provocador, indicó Rudiantara, ministro de Comunicaciones y Tecnologías de la Información. Los servicios de mensajería de voz y texto seguirían funcionando, pero los de fotos y videos serían bloqueados o funcionarían a baja velocidad.

Los fallecidos en los disturbios fueron alcanzados por disparos o golpeados con objetos contundentes, señaló en una rueda de prensa el jefe de policía, Tito Karnavian. Las autoridades investigaban las muertes y no descartaban la participación de terceros que actuaran como agitadores.

Hay intentos de crear mártires, de culpar a las fuerzas de seguridad para avivar el descontento público

La policía dijo que se trataba de unos disturbios organizados y no de una protesta espontánea. Las autoridades encontraron una ambulancia llena de piedras y algunas de las docenas de personas detenidas llevaban sobres con dinero, señaló el vocero de la policía nacional Muhammad Iqbal. Muchos de los detenidos eran de fuera de la ciudad, señaló.