Selecciona tu región
Mundo

Selva del Amazonas está calentando la Tierra, sugiere nuevo estudio

La selva del Amazonas podría estar calentando la atmósfera de la Tierra en lugar de enfriarla, agravando el cambio climático, según un nuevo estudio científico

Por Raúl Durán

-

Por primera vez, un estudio científico sugiere que la selva del Amazonas podría estar contribuyento a empeorar el calentamiento global aumentando el calor en la atmósfera de la Tierra.

En la investigación, publicada en Frontiers in Forests and Global Change, más de 30 científicos expresan su preocupación por la manera en que la selva del Amazonas está absorbiendo el carbono de la atmósfera, encontrando que en algunas zonas el pulmón del planeta incluso libera más carbono del que absorbe.

Sin embargo, no se trata de atribuir la culpa del calentamiento global a la selva amazónica, pues señalan que las actividades humanas y naturales tienen un peso rotundo en la situación climática del mundo. 

Leer más: Alemania y Francia suspenden uso de la vacuna AstraZeneca contra Covid-19

La deforestación está cambiando la forma en que la propia naturaleza lleva a cabo sus procesos en la Amazonia. Por ejemplo, la tala provoca una compactación en el suelo que aumenta las emisiones de un gas invernadero llamado óxido nitroso. Esta práctica también altera los patrones de lluvias, secando y calentando la selva de forma distinta.

Por otra parte, las inundaciones, la construcción de presas y la cría de ganado bovino provocan la liberación de gas metano, uno de los principales causantes de la destrucción de bosques. De hecho, cerca del 3.5% del metano liberado en todo el mundo procede naturalmente de las selvas del Amazonas.

Cuando empiezas a analizar todos estos factores junto al CO2, cuesta mucho ignorar que el efecto neto es que la Amazonia en su conjunto está calentando el clima global", resalta Kristofer Covey, profesor del Skidmore College de Nueva York y autor principal del estudio.

Los investigadores advierten que se necesita parar la deforestación del Amazonas, plantar más árboles y construir menos presas para revertir los daños, lo que sin duda ayudaría a restaurar el equilibrio.

"Tenemos un sistema del que hemos dependido para contrarrestar nuestros errores y hemos superado con creces la capacidad de ese sistema para proporcionar un servicio fiable", señala por su parte Fiona Soper, coautora y profesora de la Univeridad McGill.

La deforestación es un grave problema en el Amazonas que está teniendo consecuencias en todo el mundo. Foto: AP

Vasto y complejo

El Amazonas es tan vasto, con una biodiversidad sin comparación, que resulta difícil incluso para los científicos comprender cómo mantiene su equilibrio mediante sus ciclos naturales.

En sus árboles y suelos ricos en carbono, la selva almacena unas 200 gigatoneldas de esta sustancia, lo equivalente a cuatro o cinco años de emisiones de carbono provocadas por humanos. A su vez, los microbios llenos de humedad fabrican metano, que es expulsado hacia la atmósfera por los árboles.

La humedad del océano Atlántico cae como lluvia en el bosque y es absorbida por las plantas, que la usan para su fotosíntesis y la expulsan de nuevo en forma de dióxido de carbono. 

Sin embargo, este complejo proceso se ve entorpecido por los humanos a través del cambio climático, la tala de árboles, la minería, la agricultura y la construcción de presas. Tan sólo en Brasil, la tala alcanzó en 2020 su nivel más alto en 12 años.

Ahora llueve mucho más fuerte y frecuente en el Amazonas, provocando inundaciones nunca antes vistas. También las sequías son más recurrentes y duraderas. Hay más incendio forestales provocados de forma ilegal. 

Los especialistas concluyeron que hay muchos más factores a tomar en cuenta al hablar de la Amazonia que sólo el carbono, en el que se centra el 90% de la conversación pública según Patrick Megonigal, del Centro de Investigación Ambiental de Smithsonian.

Leer más: Iglesia católica aclara que no puede bendecir uniones entre homosexuales

"El CO2 no es un actor solitario. Cuando se tiene en cuenta todo el elenco de personajes, la perspectiva en la Amazonia es que las repercusiones de las actividades humanas serán peores de lo que creemos", señala.

Es tal la importancia del Amazonas que lo que ocurre allí afecta a todo el planeta, y es por ello que se necesita que tanto el gobierno de Brasil como los de los demás países atravesados por la selva sumen esfuerzos para poner un alto a la deforestación. 

Con información de National Geographic.

Aterrador, tormenta roja azota Arabia Saudita y forma escena apocalíptica
Síguenos en