Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Sepultan a bebé que dio supuestas señales de vida

El bebé supuestamente presentó señales de vida momentos  antes de ser sepultado por su familia, por lo que está se negó a enterrarlo

Por: Ivette Vazquez

La familia se resistía  a enterrar a bebé por supuestas señales de vida(Foto: Pixabay)

La familia se resistía a enterrar a bebé por supuestas señales de vida | Foto: Pixabay

Yoro, Honduras.- Este jueves fue sepultado el bebé Antonio "N", de 19 meses, el cual, su familia sacó del ataúd momentos antes de eneterrarlo, por que el pequeño había dado señales de vida. Hoy, luego de seis días, la familia se resignó a que el menor había muerto luego de ser revisado por varios médicos y  a las 3:15 de la madrugada fue enterrado en el cementerio Municipal del Negrito, Yoro.

La familia afirmaba que el bebé supuestamente presentó señales de vida momentos de ser sepultado por lo que desistieron a llevar a cabo el entierro.

Según versiones de los vecinos, luego de la muerte del menor se registraron una serie de cosas extrañas que mantienen sorprendida los pobladores, uno de ello es un líquido rojo, supuesta sangre, que sale de una de las rosas rojas de tela colocada en la tumba del pequeño.

También, se reportó el misterio de un pañuelo blanco que al parecer iba dentro del ataúd y apareció afuera manchado de la supuesta sangre.

El niño fue sepultado en el cementerio Municipal del Negrito, Yoro. Imagen ilustrativa. Foto: Pixabay

Tras observar  este tipo de señales, los familiares del menor indican que el niño no quiere estar en ese cementerio, por lo que informó que es posible que lo desentierren para llevarlo a otro sitio. 

Según María, tía del menor, “vamos a sacar el cuerpo de Antonio y lo vamos a enterrar en otro lugar, para ver qué pasa, porque creemos que el niño no quería morir y que esto es una señal”.

Al cementerio llegaron todos los pobladores asegurando que es una señal de Dios, que un milagro ha sucedido en el pueblo y que el niño no quería morir, informó La Prensa de Honduras.

En esta nota: