Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Sheika Latifa, la princesa que lo tenía todo, excepto libertad

Un día decidió escapar del palacio, pero fue interceptada por un comando armado; desde entonces no se sabe nada de ella

Por: El Debate

Foto ilustrativa(Pixabay)

Foto ilustrativa | Pixabay

Dubái, Emiratos Árabes Unidos.- Sheika Latifa, como la princesa que es, lo tenía todo en el palacio en que vivía en Dubái, excepto la libertad. Un día decidió escapar y fue interceptada; desde entonces no se ha vuelto a saber nada de ella.

Sheika Larifa es una de los 30 hijos del jeque Mohammed bin Rashid al Makotum. Vivía en un lujoso palacio y tenía a su disposición más de 100 empleados.

Lo que no tenía era la libertad de hacer lo que ella quisiera, pues de acuerdo a las leyes en Emiratos Árabes Unidos, las mujeres deben obedecer a los hombres. De no ser así, pueden ser golpeadas, torturadas e incluso encarceladas.

Pese a que Sheika Latifa era la figura promocional del Estado y demostraba su "libertad y felicidad" saltando en paracaídas o realizando diversas actividades, en la vida real no se le permitía ni siquiera conducir un auto o estudiar.

En 2002 la joven intentó escapar por primera vez, pero fue encontrada, torturada, golpeada y encerrada en su habitación durante más de tres años.

Tras ser liberada tuvo tutores privados y obtuvo un grado escolar a la edad de 26 años.

En 2013 inició a practicar paracaidismo, el único medio que encontraba para sentir "libertad". Su instructora, Tiina Juauhiainen, se convirtió en su mejor amiga.

Fue ella quien la ayudó a planear un nuevo escape con apoyo de un ex espía francés de nombre Hervé Jaubert.

El 24 de febrero de 2018, Sheika Latifa, Tiina y Hervé viajarían por tierra hasta Omán, donde tomarían un bote inflable hasta Nostromo y posteriormente se trasladarían a Florida, en Estados Unidos.

Sin embargo, sus planes se vieron destruidos. Tras liberarse de su manto islámico (abaya) y cambiar su apariencia para evitar ser reconocida, fue interceptada por un comando armado a 50 kilómetros de la India.

Sus amigos fueron llevados a Dubái, donde se les acusó de secuestro y manipulación de la princesa; dos semanas después fueron liberados.

Por otra parte, Sheika Latifa no ha sido vista desde que fueron interceptados y nadie sabe nada de ella desde entonces.

En esta nota: