Selecciona tu región
Mundo

Singapur aplicará pena de muerte a hombre con discapacidad mental; piden frenar su ejecución

Las autoridades de Singapur planean ejecutar a un hombre con discapacidad intelectual condenado a pena de muerte por narcotráfico

Por EFE

-

Bangkok.- Las autoridades de Singapur aplicarán la pena de muerte a un hombre con discapacidad mental, quien fue condenado por entrar al país con una pequeña cantidad de drogas, por lo que grupos de derechos humanos piden que la ejecución se anule.

El malasio Nagaenthran Dharmalingam fue detenido en un control fronterizo de Singapur en abril de 2009 con 47.72 gramos de heroína, y un año después fue sentenciado a la pena de muerte por narcotráfico, por lo que será ejecutado la próxima semana.

Durante el proceso judicial la evaluación psicológica determinó que el acusado sufre problemas mentales y discapacidad intelectual, denunció este jueves la ONG Federación Internacional para los Derechos Humanos (FIDH, en inglés).

"El desprecio por los derechos humanos y las normas internacionales en el caso de Dharmalingam se ve agravado por el trato cruel hacia su familia. Después de mantenerle en el corredor de la muerte durante más de una década, ahora se apresuran a ejecutarlo y hace que sea casi imposible que su familia lo visite", apuntó Adilur Rahman Khan, secretario general de FIDH.

Leer más: Estados Unidos ofrece millonaria recompensa a quien ayude a ubicar a los hackers de DarkSide

Los representantes legales del acusado han interpuesto un recurso ante el Tribunal Superior de la ciudad-Estado, que será analizado el próximo lunes, para tratar de frenar la ejecución prevista para el día 10 en la prisión de Changi.

Según FIDH, las autoridades singapurenses informaron a los familiares del reo el jueves de la semana pasada, lo que unido a las restricciones de entrada a Singapur implementadas por la pandemia obstaculiza que estos puedan viajar y visitar a su familiar.

Amnistía Internacional (AI) pidió en una carta enviada este miércoles a la presidenta singapurense, Halimah Yacob, que "intervenga inmediatamente" para frenar la ejecución del malasio ya que podrían cometerse "múltiples violaciones sobre leyes internacionales de los derechos humanos".

AI subraya que los problemas intelectuales del detenido, demostrados también en posteriores análisis en 2013, 2016 y 2017, "pudieron haber afectado su capacidad para evaluar los riesgos y su relato de las circunstancias del delito".

Las autoridades malasias también tratan de mediar para anular la ejecución de la condena.
El ministro malasio de Exteriores, Saifuddin Abdullah, informó el miércoles de que ha enviado una misiva a su homólogo singapurense, Vivian Balakrishnan, para comentar el caso de su conciudadano y señaló que las autoridades malasias observan los progresos además de ofrecer asistencia consular al afectado y su familia.

En 2019, Singapur procedió a su última ejecución registrada al aplicar la pena capital -mediante el ahorcamiento- de cuatro reos, dos de ellos con delitos de drogas, según FIDH.

Leer más: VIDEOS: Así fue el asalto estilo "La Casa de Papel" ocurrido en Colombia

Tanto Singapur como Malasia, donde también se aplica la pena capital, defienden la condena a muerte como una medida disuasoria contra el narcotráfico, los asesinatos y otros delitos frente a las críticas de organizaciones de defensa de los derechos humanos. 

Caen los hermanos Góngora, organizaban el envío de toneladas de cocaína a México con "viejos lobos de mar"
Síguenos en