Selecciona tu región
Mundo

Sospechoso de tiroteo en escuela de Michigan buscará defensa por locura

Los padres del sospechoso están acusados de conducta intencional, imprudente y negligente que condujo al tiroteo masivo

Por Ivette Vázquez

-

Michigan.- Un adolescente acusado de matar a cuatro estudiantes en una escuela secundaria de Michigan buscará una defensa por locura, dijeron sus abogados en un aviso presentado el jueves mientras él, sus padres y funcionarios escolares enfrentaban una nueva demanda por el ataque en Escuela secundaria de Oxford.

El aviso, que figura en un resumen de los archivos del caso, debería conducir a exámenes de salud mental de Ethan Crumbley, de 15 años, acusado como adulto de asesinato y otros delitos por el tiroteo, que también hirió a otros seis estudiantes y un maestro. Los expertos considerarán si el adolescente entendió la ilicitud de su conducta el día del tiroteo.

Mientras tanto, la demanda se anunció en nombre de los padres de Tate Myre, quien fue asesinado el 30 de noviembre, y otros estudiantes que presenciaron el tiroteo. Alega negligencia por parte de los funcionarios escolares y los padres de Crumbley por el ataque.

Leer más: Pena de muerte. Ejecutan a Donald Grant con la inyección letal en Oklahoma por asesinatos de 2 trabajadores de hotel

“Estamos tristes y desconsolados, nuestras vidas cambiaron para siempre”, dijo William Myre en una conferencia de prensa. “Nuestra familia nunca será la misma. No lo estamos haciendo bien. Todo lo que hacemos es caminar por la casa y pensar en Tate. Pensamos en él todos los días. Nos sentamos en su habitación. Escuchamos su playlist en Spotify. No lo estamos haciendo bien, pero vamos a encontrar la manera de superarlo juntos”.

La demanda, que busca al menos $25,000, nombra como demandados al decano de estudiantes, dos consejeros y tres maestros de la Escuela Secundaria de Oxford. Crumbley y sus padres también están nombrados como acusados.

The Associated Press envió un correo electrónico el jueves por la mañana en busca de comentarios del distrito escolar.

Los padres del sospechoso están acusados de conducta intencional, imprudente y negligente que condujo al tiroteo masivo. El personal y los maestros de Oxford High School están acusados de negligencia grave que condujo al tiroteo al no sacar al tirador del edificio de la escuela antes.

La demanda fue presentada el jueves en el Tribunal de Circuito del Condado de Oakland en nombre de los padres de Tate Myre, William y Sheri. También se nombran como demandantes a Chad y Meghan Gregory, cuyo hijo, Keegan, se escondía en el baño de una escuela con Justin Shilling cuando Shilling recibió un disparo mortal.

La demanda también se presentó en nombre de Lauren Aliano, cuyas hijas, Sophia Kempen y Grace Kempen, se escondían en las aulas durante el tiroteo.

Ethan Crumbley está detenido en la cárcel del condado de Oakland.

El aviso presentado el jueves por sus abogados dará lugar a exámenes por parte del Centro de Psiquiatría Forense del estado y expertos contratados por la defensa y la fiscalía. El juez Kwame Rowe también podría ordenar un examen por parte de otro experto.

“Esto es absolutamente apropiado para hacer. Dudo que a alguien le sorprenda”, dijo Margaret Raben, una abogada defensora del área de Detroit que no está involucrada en el caso. “Todo esto va a llevar tiempo. El centro forense está atascado, atascado, atascado de trabajo”.

Después de que se reciban los informes, dependerá del juez decidir si una defensa por demencia puede seguir adelante, dijo Raben.

Según la ley de Michigan, si alguien es declarado no culpable por demencia, no sale libre. Deben ser remitidos a un centro psiquiátrico estatal para su custodia y evaluación adicional.

Alguien que es encontrado culpable pero mentalmente enfermo aún sería sentenciado a prisión pero con recomendaciones para que reciba tratamiento.

AP dejó mensajes el jueves por la tarde en busca de comentarios de la abogada de Ethan Crumbley, Paulette Michel Loftin, y de la oficina del fiscal del condado de Oakland sobre el aviso de defensa por demencia.

Los funcionarios escolares se preocuparon por Ethan Crumbley un día antes del tiroteo, cuando un maestro lo vio buscando municiones en su teléfono. Jennifer Crumbley fue contactada y posteriormente le dijo a su hijo en un mensaje de texto: “Lol. No estoy molesto contigo. Tienes que aprender a no dejarte atrapar”, según la fiscal del condado de Oakland, Karen McDonald.

El día del tiroteo, un maestro encontró una nota en el escritorio de Ethan y tomó una foto. Era un dibujo de un arma apuntando a las palabras, “Los pensamientos no se detendrán. Ayúdame”, dijo McDonald en diciembre.

El dibujo también mostraba a una persona que parecía haber recibido dos disparos y está sangrando. “Mi vida es inútil” y “El mundo está muerto”, estaban escritos.

El arma utilizada en el tiroteo fue comprada días antes por James Crumbley y su hijo tenía pleno acceso a ella, según las autoridades.

McDonald ha dicho que James y Jennifer Crumbley cometieron actos “atroces”, desde comprar un arma el Black Friday y ponerla a disposición de Ethan Crumbley hasta resistirse a que los sacara de la escuela cuando fueron convocados unas horas antes del tiroteo.

James y Jennifer Crumbley, más tarde fueron acusados de homicidio involuntario.

El abogado del área de Detroit, Ven Johnson, que representa a los padres en la demanda presentada el jueves, dijo que Ethan Crumbley sabía lo que estaba haciendo y “claramente estaba perturbado”, pero sus padres no hicieron nada.

Chad Gregory contó durante la conferencia de prensa del jueves lo que su hijo presenció durante el tiroteo.
Keegan Gregory estaba enviando mensajes de texto a su familia desde un baño donde él y Shilling se escondían.

“Estuvo en ese baño durante cinco minutos”, dijo Chad Gregory. “Estaba allí con un tirador que acababa de matar, herir, lesionar. Justin le dio un plan de que 'si tenemos la oportunidad, correremos'”.

“Los llamó uno por uno y Justin resultó ser el primero”, dijo Chad Gregory, y agregó que después de que le dispararon a Shilling, Keegan pudo huir del baño.

Dos meses después, Keegan sigue traumatizado, dijo Meghan Gregory.

“No está ni cerca de volver a clases, y mucho menos funcionando como un niño normal de 15 años”, dijo. “Tenemos que revisar las puertas. Tenemos que revisar debajo de las camas.

La escuela, en el condado de Oakland, está a unas 30 millas (50 kilómetros) al norte de Detroit. Reabrió el lunes con su interior renovado desde el tiroteo.

En diciembre, Jeffrey y Brandi Franz presentaron un par de demandas en un tribunal federal y un tribunal de circuito del condado en busca de $100 millones cada uno contra el distrito. Su hija de 17 años, Riley, recibió un disparo en el cuello. Su hermana de 14 años, Bella, estudiante de noveno grado, estaba junto a ella en el momento en que le dispararon.

Leer más: Triste historia. Por su sobrepeso perdió la oportunidad de cumplir el sueño de su vida, viajar al espacio en el SpaceX

Su demanda dice que los funcionarios escolares y el personal de la escuela secundaria no hicieron lo suficiente para evitar el tiroteo y proteger a los estudiantes.

Heridos por tiroteo en la escuela Timberview en Arlington, Texas
Síguenos en