Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Tiroteos y bombas dejan 30 muertos en Irak

BAGDAD

Bagdad.- Al menos 30 personas murieron el sábado a consecuencia de distintos hechos de violencia en Irak, que incluyeron desde atentados con coches bomba hasta enfrentamientos entre extremistas islámicos y fuerzas del gobierno por controlar la provincia de Anbar, dijeron las autoridades.

Hubo explosiones en varios vecindarios alrededor de la capital. Un coche bomba estalló cerca de un restaurante en el barrio de Mansur, donde dejó cuatro muertos y 12 heridos, informó la policía. Otro estalló cerca de una estación de autobuses al este de Bagdad, causando cuatro decesos y seis heridos.

En el norte de la capital, un vehículo cargado con explosivos detonó cerca de un hospital y dejó cuatro muertos y ocho lesionados, informó la policía. En el vecindario de Jamia, al oeste, otro coche bomba mató a dos e hirió a 13.

Un auto más fue detonado cerca de una prisión juvenil en el distrito de Toubchi, lo que dejó cuatro muertos y 13 heridos. Algunos prisioneros escaparon después de la explosión y las autoridades estaban en busca de los que se fugaron.

La policía informó que granadas de mortero cayeron en una zona habitacional en el vecindario de al-Adil causando tres muertos y nueve heridos. Otra bomba estalló en una calle comercial y dejó dos víctimas en el distrito de Amariyah.

Funcionarios policiales y de hospitales dijeron que artefacto explosivo fue activado en un mercado en el área de Madain, también en Bagdad, con un saldo de tres muertos y nueve heridos. Dos bombas cerca de un mercado en la norteña ciudad de Kirkuk mataron a una persona e hirieron a 15.

Los funcionarios hablaron a condición de preservar el anonimato porque no estaban autorizados a declarar a la prensa.

En tanto, fuentes de hospitales dijeron que combates en la madrugada entre fuerzas de seguridad y milicianos islámicos en Faluya, al oeste de Bagdad, mataron a tres personas.

La violencia se ha incrementado en Irak en el último año, en particular desde finales del mes pasado después de que las autoridades desmantelaron un campamento sunita de protesta contra el gobierno y arrestaron a un legislador de esa rama religiosa, al que acusan de terrorismo, en la provincia de Anbar. Para aliviar la tensión, el ejército se replegó, pero eso permitió que la red terrorista al-Qaida tomara el control de Faluya y partes de Ramadi, la capital provincial.

Fuerzas gubernamentales y milicias tribales suníes aliadas han estado tratando de retomar el control de esos territorios.