Mundo

Tormenta tropical Barry azota con fuertes lluvias a Louisiana

Durante este día se espera que la tormenta tropical "Barry" evolucione a huracán, el primero del Golfo de México

Por  AP

En Louisiana y Mississippi se preparan para la llegada de lo que podría ser el primer huracán de la temporada con la evolución Barry.(EFE)

En Louisiana y Mississippi se preparan para la llegada de lo que podría ser el primer huracán de la temporada con la evolución Barry. | EFE

Nueva Orleans (AP) .-El viento y la lluvia que acompañan a la tormenta tropical Barry comenzaron a golpear partes de Luisiana el viernes, mientras Nueva Orleans y las comunidades costeras se preparaban para un meteoro que podría ser el primer huracán de la temporada. 

Las autoridades emitieron un aviso de huracán para la costa de Luisiana.

Los meteorólogos pronosticaron que el ojo de Barry tocará tierra a primera hora del sábado con fuerza de huracán. 

Las lluvias podrían poner a prueba las defensas erigidas en Nueva Orleans después del impacto del huracán Katrina en 2005. 

Se prevé que Barry arrojará medio metro (un pie y medio) de lluvia a partes del estado mientras sigue su trayectoria tierra adentro. 

Delilah Campbell y su hermana, Tallulah Campbell, remueven madera de deriva y otros escombros en preparación para la tormenta tropical Barry cerca de Nueva Orleans. Foto: AP

El gobernador John Bel Edwards dijo que el río Mississippi podría aumentar su caudal. Dijo que no se prevé que supere sus defensas, pero que eso podría cambiar si se altera la dirección o la intensidad de la tormenta. 

Ken Graham, director del Centro Nacional de Huracanes, dijo que en zonas de Luisiana podrían caer 63 centímetros (25 pulgadas) de lluvia. 

"En resumen, se trata de una situación peligrosa", dijo el experto en una conferencia por internet el jueves.

"Semejante cantidad de lluvia en este sistema podría causar inundaciones y acumulaciones de agua". 

Efectivos de la Guardia Nacional y rescatistas aprestaban botes, vehículos especiales y helicópteros, con provisiones de agua potable y mantas, dijo la guardia. 

El presidente Donald Trump declaró la emergencia federal para Luisiana y autorizó al Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia Federal de Manejo de Emergencias a coordinar las tareas de rescate. 

Cuando toque tierra, Barry podría traer vientos de unos 120 km/h (74 mph), apenas el mínimo para considerarlo un huracán Categoría 1.

Dos personas miran el río Mississippi, que podría desbordarse ante la llegada de fuertes lluvias. Foto: AP

Amenza para Mississippi

Los meteorólogos dijeron el viernes por la mañana que si bien sus modelos no "muestran explícitamente que Barry se volverá huracán, eso podría suceder antes de que toque tierra".

Así mismo, la tormenta tropical Barry amenaza a Nueva Orleáns con feroces vientos y lluvias, las represas se pondrán a prueba, y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército está atento al nivel de las aguas, dijo su portavoz Ricky Boyett. 

Nueva Orleáns tiene al río Mississippi al sur, el Lago Pontchartrain al norte y los tributarios que desembocan en el Golfo de México al este. 

La amenaza es triple: Fuertes olas del mar, intensas lluvias del cielo e inundaciones de los ríos si los diques no aguantan.