Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

"Trabajo, comida y techo", exigen en España a Rajoy

MUNDO

Madrid, Esp. (El Universal) Un millón de personas llegadas de toda España protagonizaron ayer en Madrid las "Marchas de la Dignidad" bajo el lema "pan, trabajo y techo" y para denunciar lo que consideran una situación de "emergencia social" provocada por las medidas de austeridad adoptadas por el gobierno del conservador Mariano Rajoy (Partido Popular).

La protesta, en la que según organizadores participó un millón de personas, y según la policía hasta 50 mil, acabó con duros enfrentamientos entre los efectivos y manifestantes en el Paseo de Recoletos, la Plaza de Colón y Atocha. El saldo: 29 detenidos y entre 88 y 100 heridos, de los que 55 eran policías, dos de los cuales están graves.

Según las autoridades, los detenidos son acusados de resistencia y atentado a la autoridad, vandalismo y destrozos en el mobiliario urbano.

Con gritos de "gobierno dimisión" "le llaman democracia y no lo es", y pancartas exigiendo un puesto de trabajo, comida y techo, los manifestantes, muchos de ellos llegados en autobuses procedentes de decenas de ciudades españolas recorrieron las calles del centro de la capital y unos mil montaron un campamento con casas de campaña en el Paseo de Recoletos, que fue desmantelado por las fuerzas antidisturbios de la Policía Nacional.

De acuerdo con algunas informaciones, en la Plaza de Colón algunos manifestantes lanzaron adoquines, petardos y otros objetos contra los antidisturbios, quienes respondieron con sus porras.

Fue hace aproximadamente un mes cuando comenzaron las "Marchas de la Dignidad" de miles de ciudadanos que iniciaron su recorrido caminando hacia la capital de España, organizados en seis columnas procedentes de diferentes puntos del país.

El objetivo: denunciar la situación límite de "emergencia social" en la que se encuentra gran parte de la población española como resultado de las "políticas de recorte" que está poniendo en marcha el gobierno de Rajoy "al dictado de la Troika" (Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional y Comisión Europea).

Ayer desde Atocha hasta la Plaza de Colón, bajo una gran pancarta con el lema "No al pago de la deuda. No más recortes. Pan, Trabajo y Techo", recorrieron las calles acompañados por miles de familias con niños y en medio de un fuerte dispositivo policial formado por casi 2 mil agentes antidisturbios.

"Creo que ha merecido la pena llevar más de 10 días durmiendo en el suelo y caminando hasta llegar aquí", contaba Alfonso, uno de los manifestantes. "Llevo dos años sin trabajo y no puedo más. No tengo con qué dar de comer a mis hijos", decía, tras recordar que como él hay millones de ciudadanos en un país donde la tasa de desempleo alcanza el 26%.

Los manifestantes denunciaron que el gobierno "está privatizando lo rentable mientras recortan el presupuesto en salud, educación y dependencia", y que la Troika está causando "sufrimiento, pobreza, hambre e incluso muertes".