Mundo

Tras retirada de EU, el pánico se apodera de miles en Siria

La invasión turca se inició tres días después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, abrió el camino al retirar a las tropas estadounidenses

Por  AP

Tras retirada de EU, el pánico se apodera de miles en Siria(Foto: AP)

Tras retirada de EU, el pánico se apodera de miles en Siria | Foto: AP

Turquía.- Las fuerzas terrestres turcas confiscaron al menos una aldea de combatientes kurdos en el norte de Siria mientras avanzaban con su asalto por segundo día el jueves, golpeando ciudades y pueblos a lo largo de la frontera con ataques aéreos y artillería.

Los residentes de las zonas fronterizas dentro de Siria lucharon en pánico mientras trataban de escapar a pie y en automóviles, camionetas y rickshaws de motocicletas llenas de colchones y pertenencias, y la agencia de la ONU para los refugiados dijo que decenas de miles de personas estaban en movimiento.

Fue muy familiar para muchos que solo unos años atrás habían huido de los militantes del grupo Estado Islámico.

La invasión turca se inició tres días después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, abrió el camino al retirar a las tropas estadounidenses de sus posiciones cerca de la frontera junto a sus aliados kurdos. En un momento en que Trump enfrenta una investigación de juicio político, la medida provocó críticas rápidas de los republicanos y demócratas en el Congreso, junto con muchos expertos en defensa nacional, que dicen que ha puesto en peligro no solo a los kurdos y la estabilidad regional, sino también la credibilidad de Estados Unidos.

La milicia kurda siria fue el único aliado de Estados Unidos en la campaña que derribó al grupo del Estado Islámico en Siria.

La invasión turca inicio después de que las tropas estadounidense se marcharon. Foto: AP

Trump advirtió a Turquía de moderación durante su asalto y salvaguardar a los civiles. Pero el bombardeo inicial mostró pocas señales de contención: el Ejército de Defensa turco dijo que sus aviones y artillería habían alcanzado 181 objetivos hasta el momento. Más de una docena de columnas de humo negro se alzaban sobre una ciudad fronteriza.

Un grupo liderado por los kurdos y activistas sirios dijeron que a pesar del bombardeo, las tropas turcas no habían progresado mucho en varios frentes que habían abierto. Pero sus afirmaciones no pudieron verificarse de forma independiente, y la situación era difícil de evaluar.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que hasta ahora, 109 "terroristas" fueron asesinados en la ofensiva, una referencia a los combatientes kurdos sirios. No dio más detalles, y los informes del área no indicaron nada remotamente cercano a un número tan elevado de víctimas.

Las fuerzas terrestres turcas confiscaron al menos una aldea. Foto: AP

Erdogan también advirtió a la Unión Europea que no llame a la incursión de Ankara en Siria una "invasión". Amenazó, como lo ha hecho en el pasado, con "abrir las puertas" y dejar que los refugiados sirios se inunden en Europa.

Mientras tanto, las fuerzas kurdas detuvieron todas las operaciones contra el Estado Islámico para concentrarse en combatir a las tropas turcas, dijeron funcionarios kurdos y estadounidenses.

Los combatientes kurdos sirios, junto con las tropas estadounidenses, han estado involucrados en operaciones de limpieza contra combatientes del Estado Islámico aún encerrados en el desierto después de que su control territorial fue derrocado a principios de este año.

Ankara considera que los miembros de la milicia kurda son "terroristas" debido a sus vínculos con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán, o PKK, que ha liderado una insurgencia contra Turquía durante 35 años. El conflicto ha matado a decenas de miles de personas. Estados Unidos y otros países occidentales también consideran al PKK un grupo terrorista.

Siria. Foto: AP

Turquía considera que sus operaciones contra la milicia kurda en Siria es una cuestión de su propia supervivencia, y también insiste en que no tolerará el autogobierno virtual que los kurdos lograron forjar en el norte de Siria a lo largo de la frontera.

El asalto turco apunta a forjar un corredor de control a lo largo de la frontera, una llamada "zona segura", despejando a la milicia kurda. Dicha zona terminaría con la autonomía de los kurdos en el área y pondría a gran parte de su población bajo control turco. Ankara dijo que su objetivo es asentar a 2 millones de refugiados sirios, principalmente árabes, en la zona.

Turquía comenzó su ofensiva en el norte de Siria el miércoles con ataques aéreos y bombardeos de artillería, y luego las tropas terrestres comenzaron a cruzar la frontera más tarde en el día.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos con sede en Gran Bretaña, que cuenta con activistas en toda Siria, dijo que siete civiles han sido asesinados desde que Turquía comenzó su operación.

Mustafa Bali, portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias lideradas por los kurdos, dijo que sus combatientes han repelido los ataques terrestres de las fuerzas turcas.

No hay avance hasta ahora, tuiteó el jueves.

Pero el mayor Youssef Hammoud, portavoz de los combatientes opositores respaldados por Turquía que participaron en la operación, dijo que los combatientes capturaron la aldea de Yabisa, cerca de uno de los principales objetivos iniciales del asalto, la ciudad de Tal Abyad, un portavoz del combatientes dijeron. En un tweet, lo llamó "el primer pueblo en ganar la libertad".

La agencia de noticias estatal de Turquía dijo que los combatientes sirios aliados también habían despejado y habían entrado en una segunda aldea, Tel Fander. No proporcionó detalles. El Observatorio dijo que los comandos turcos entraron en la aldea de Beir Asheq.

El Observatorio dijo que más de 60,000 personas han huido de sus hogares desde el miércoles, mientras que el ACNUR lo estimó en decenas de miles. Pidió a las partes que se adhieran al Derecho Internacional Humanitario, incluido el acceso a las agencias de ayuda.

Las agencias de ayuda internacional advirtieron sobre una creciente crisis humanitaria, diciendo que los civiles estaban en riesgo "a medida que aumenta la violencia".

La declaración fue firmada conjuntamente por 14 organizaciones, incluidos Médicos Sin Fronteras y Oxfam, y dijo que se estima que 450,000 personas viven a 5 kilómetros (3 millas) de la frontera con Turquía "y están en riesgo si todas las partes no ejercen la máxima moderación y priorizan la protección de los civiles ".

Ya hay más de 90,000 desplazados internos en la región, dijo, con decenas de miles de combatientes con familias detenidas en campamentos y centros de detención.

La decisión de Trump marcó un cambio radical en la retórica de Trump, quien el año pasado prometió apoyar a los kurdos. Dijo en ese momento que "lucharon con nosotros" y "murieron con nosotros", e insistió en que Estados Unidos nunca lo olvidaría.

El miércoles, Trump calificó la operación de Turquía como "una mala idea", pero también dijo que no quería que Estados Unidos se involucrara en "guerras interminables y sin sentido".

La campaña del aliado de la OTAN generó críticas inmediatas y llama a la moderación de Europa y otros lugares.

Australia expresó su preocupación de que podría conducir a un resurgimiento del grupo del Estado Islámico. El primer ministro Scott Morrison dijo que se había puesto en contacto con los gobiernos turco y estadounidense de la noche a la mañana y admitió estar preocupado por la situación.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, condenó las acciones de Turquía y advirtió sobre una "limpieza étnica" contra los kurdos. Dijo que Israel está preparado para extender la asistencia humanitaria al "pueblo kurdo galante".

En Washington, las autoridades dijeron el miércoles que dos militantes británicos que se cree que son parte de una célula del Estado Islámico que decapitó a los rehenes habían sido trasladados de un centro de detención en Siria y estaban bajo custodia estadounidense.

Los dos, El Shafee Elsheikh y Alexanda Amon Kotey, junto con otros yihadistas británicos supuestamente formaron la celda IS que los cautivos sobrevivientes apodaron "The Beatles" debido a sus acentos ingleses. En 2014 y 2015, los militantes detuvieron a más de 20 rehenes occidentales en Siria y torturaron a muchos de ellos.

El grupo decapitó a siete periodistas y trabajadores humanitarios estadounidenses, británicos y japoneses y a un grupo de soldados sirios, jactándose de la carnicería en videos publicados en línea.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo