Mundo

Trump rechaza pedido de reabrir el gobierno temporalmente

Inicialmente el presidente pareció indicar que un paso así era inminente, pero luego retrocedió

Por  AP

El presidente estadounidense Donald Trump habla en una convención de granjeros en Nueva Orleans el lunes, 14 de enero del 2019. Trump mantuvo su intransigencia sobre el cierre parcial del gobierno, ahora en su cuarta semana, por su insistencia en los fondos para su prometido muro en la frontera con México. (AP Foto/Gerald Herbert)

El presidente estadounidense Donald Trump habla en una convención de granjeros en Nueva Orleans el lunes, 14 de enero del 2019. Trump mantuvo su intransigencia sobre el cierre parcial del gobierno, ahora en su cuarta semana, por su insistencia en los fondos para su prometido muro en la frontera con México. (AP Foto/Gerald Herbert)

WASHINGTON (AP) — El presidente estadounidense Donald Trump mantuvo el lunes su intransigencia sobre el cierre parcial del gobierno, ahora en su cuarta semana, por su insistencia en los fondos para su prometido muro en la frontera con México.

“Cuando se trata de mantener seguro al pueblo estadounidense, no voy a ceder jamás”, dijo Trump, reiterando que el muro es necesario por razones de seguridad y humanitarias. Trump habló con granjeros que asistían a una convención en Nueva Orleans.

El lunes, mientras el Congreso iniciaba la segunda semana del período desde que el control de la Cámara de Representantes pasó a manos de los demócratas, se cumplieron 24 días de la paralización oficial que ha afectado a cientos de miles de empleados federales y de la cual no se avista un fin. Trump exige que los legisladores le aprueben 5.700 millones de dólares para financiar un muro a lo largo de la frontera con México, mientras que los demócratas consideran que tal obstáculo es innecesario e incluso inmoral. Exigen que Trump permita la reanudación de las funciones oficiales antes de proseguir la negociación de más medidas de seguridad fronteriza.

Foto: AP

Afuera de la Casa Blanca, antes de iniciar el viaje a Nueva Orleans, Trump dijo que había rechazado la propuesta del senador republicano Lindsey Graham de reabrir el gobierno temporalmente mientras siguen su curso las negociaciones.

“Sí, lo rechacé”, dijo Trump. “No me interesa. Quiero resolver el asunto. No quiero postergarlo simplemente”.

El mandatario también se retractó de la idea de declarar una emergencia nacional, aseverando: “No quiero declarar una emergencia nacional. Esto es tan simple que no debería ser necesario”.

Trump afirmó que él es el único que está dispuesto a negociar, mencionando el viaje que en estos días hicieron políticos demócratas a Puerto Rico. “Hay muchos demócratas allá en Puerto Rico celebrando algo, no sé, quizás celebrando el cierre del gobierno”, dijo el presidente en tono de burla.

En realidad, la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, y el líder de los demócratas en el Senado Chuck Schumer estaban en Washington. El portavoz de Pelosi, Drew Hammill, tuiteó el lunes: “La legisladora Pelosi ha estado en Washington todo el fin de semana, trabajando desde el Capitolio”.

Foto: AP

Hace semanas, Trump dijo que estaría “orgulloso” de ser el responsable de la paralización oficial y, según las encuestas, la mayoría de la opinión pública lo considera responsable a él. Pero ahora les atribuye la culpa a sus rivales políticos. Trump criticó específicamente a Pelosi y Schumer en Twitter, aseverando que el cierre del gobierno ”¡es culpa de ellos, es culpa de los demócratas!”

Trump ha mantenido a Washington en ascuas sobre su ponderación de la posibilidad de declarar un estado de emergencia nacional, lo que seguramente crearía desafíos judiciales y una crisis política. Inicialmente el presidente pareció indicar que un paso así era inminente, pero luego retrocedió. En días recientes ha enfatizado que prefiere una solución legislativa.