Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Trump tomó una decisión "irresponsable": Arabia Saudita

Reconocer a Jerusalén como capital de Israel rompió con décadas de diplomacia estadounidense, lo que amenaza con desencadenar una escalada de violencia en la región.

Trump tomó una decisión "irresponsable": Arabia Saudita. Foto: Archivo AFP.

Riad, Arabia Saudita.- Arabia Saudita condenó este jueves la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel, tildándola de "irresponsable", en un comunicado del Palacio Real citado por medios estatales.  

Trump reconoció este miércoles a Jerusalén como capital de Israel, rompiendo con décadas de diplomacia estadounidense, lo que amenaza con desencadenar una escalada de violencia en Oriente Medio.  

Foto: Archivo AP.

Además, anunció el inicio del proceso de trasladar la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén.

"El Reino lamenta profundamente la decisión del presidente estadounidense de reconocer Jerusalén como capital de Israel. El Reino ya ha advertido de las graves consecuencias de una decisión tan injustificada e irresponsable", resaltó el comunicado. 

Foto: Archivo AFP.

El rey Salmán de Arabia Saudita había advertido el martes a Trump que trasladar la embajada estadounidense en Israel a Jerusalén constituía una "iniciativa peligrosa" que podría desatar la "cólera de los musulmanes en todo el mundo".  

Arabia Saudita es un fuerte aliado militar y económico de Estados Unidos, país al que visitó Trump en mayo en su primer viaje internacional tras su llegada al poder.

Israel y Arabia Saudita no mantienen relaciones diplomáticas.  

Con información de AFP.

 

 

Hamas: "Trump ha abierto las puertas del infierno"

Hamas, el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina, señaló que la decisión de Donald Trump sobre Jerusalén (Al-quds) "abre las puertas del infierno", al reconocerla como capital de Israel. Con esta declaración, el grupo palestino pone en evidencia el caos que estaría por formarse ante al disputa por el territorio.

Hamas:
Hamas:

"Abrirá las puertas del infierno a los intereses de América en la región", dijo este miércoles un portavoz del movimiento islamista palestino Hamas.

Por su parte, Ismael Raduan, alto responsable de Hamas, hizo un llamado a los países árabes y musulmanes "a cortar los lazos políticos y económicos con las embajadas estadounidenses y a expulsar a los embajadores" de Washington.

La ocupación es el principal punto de contención entre Israel y la población palestina. / AP

"No reconocemos a un estado de Israel sobre las tierras palestinas con una capital; Jerusalén fue y continuará siendo una ciudad palestina islámica y árabe", señaló Ismael Haniya, jefe político de Hamas.

A pesar de la lluvia de críticas, durante un discurso ofrecido desde la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos reafirmó su reconocimiento sobre Jerusalén como capital de Israel. Se trata de una medida que trastoca décadas de política exterior estadounidense.

Trump dijo que ha “resuelto que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel” y que la medida beneficia los intereses de Estados Unidos”.

La decisión “marca el inicio de un nuevo enfoque hacia el conflicto entre Israel y los palestinos”, sentenció Trump.

¿Qué consecuencias traerá el reconocimiento de Jerusalén?

Jerusalén.- La declaración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump reconociendo Jerusalén como la capital de Israel el miércoles podría tener serias repercusiones en toda la región.

Cualquier reconocimiento del control israelí de la ciudad sería bien recibido por Israel, aliado cercano de Estados Unidos, y será popular entre los votantes cristianos evangélicos proisraelíes, que son una parte importante del electorado de Trump. Pero podría provocar violencia en la región, hacer fracasar el proyecto de paz para Oriente Medio que está desarrollando Washington e incluso enfurecer a aliados clave en el mundo árabe y Occidente.

A continuación, un vistazo a por qué Jerusalén es un tema tan sensible:

RECLAMOS CONFLICTIVOS

Israel reclama a toda Jerusalén como su capital, mientras que los palestinos reclaman el sector oriental de la ciudad, capturado por Israel en la guerra de 1967, como la capital de un futuro estado independiente. Estas demandas están en el centro del largo conflicto entre israelíes y palestinos.

Donald Trump. FOTO: AP 

El conflicto se centra principalmente en la Ciudad Vieja, que alberga los lugares religiosos más importantes de Jerusalén para judíos, cristianos y musulmanes, y en concreto en un complejo referente para judíos y musulmanes. Conocido por los judíos como Templo del Monte, es el punto donde se levantaban hace miles de años los templos judíos bíblicos y es el lugar más sagrado de la religión. Para los musulmanes es la Explanada de las Mezquitas, donde se encuentra la mezquita Al Aqsa, el tercer lugar sagrado del culto, y la dorada e icónica Cúpula de la Roca.

Aunque Israel controla la ciudad y la sede de su gobierno está allí, la anexión de Jerusalén Este no está reconocida por la comunidad internacional, que sostiene por una abrumadora mayoría que el estatus de la ciudad debe decidirse en la mesa de negociación.

¿POR QUÉ HACE ESTO TRUMP?

Durante su campaña a la Casa Blanca, Trump adoptó una firme postura proisraelí y prometió trasladar la embajada estadounidense desde Tel Aviv, donde están la mayoría de legaciones diplomáticas extranjeras, a Jerusalén. Cuando asumió la presidencia se dio cuenta de que esa medida es más fácil de anunciar que de llevar a cabo.

Según la ley estadounidense, el presidente debe firmar una dispensa cada seis meses para que la embajada permanezca en Tel Aviv. Trump renovó la exención en junio, como sus predecesores. Esta semana, se cumplió de nuevo el plazo sin que el mandatario rubricase la renovación.

FOTO: AFP

Funcionarios estadounidenses dijeron que el presidente firmará el documento pero ordenará al Departamento de Estado el miércoles que inicie el proceso de varios años para trasladar la oficina a la ciudad santa. El reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel será más un reconocimiento de “la realidad histórica y actual” más que una declaración política, pero el traslado de la embajada no será inmediato, agregaron los funcionarios, que hablaron con reporteros bajo condición de anonimato porque no estaban a autorizados a discutir el asunto en público antes del anuncio oficial.

El reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel permitirá a Trump decir que cumplió una promesa de campaña y contentará a Israel, cuyo primer ministro, Benjamin Netanyahu, es uno de los principales apoyos del republicano a nivel global.