Mundo

Último regalo: Donald Trump amplía la suspensión de visas hasta 2021

Donald Trump tomó esta decisión antes de acabar su mandato ya afectaría severamente en la manera que los migrantes accederían al país 

Por  Andres Rodriguez

Último regalo: Donald Trump amplía la suspensión de visas hasta 2021(AFP)

Último regalo: Donald Trump amplía la suspensión de visas hasta 2021 | AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump extendió el jueves una orden que suspende la emisión de ciertos tipos de visas de trabajo por otros tres meses, citando los efectos continuos de la pandemia de coronavirus.

La Casa Blanca emitió una proclamación horas antes de que expirara la orden original de Trump. Como resultado, la entrada de inmigrantes con diversas visas estará prohibida hasta el 31 de marzo a menos que la administración entrante de Joe Biden la rescinda antes de esa fecha.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El nuevo coronavirus de 2019 (COVID-19) continúa perturbando significativamente los medios de vida de los estadounidenses, afirma la proclamación.

Si bien la tasa de desempleo general de noviembre en los Estados Unidos del 6,7 por ciento refleja una marcada disminución desde su máximo de abril, todavía había 9,834,000 menos empleos no agrícolas ajustados estacionalmente en noviembre que en febrero de 2020.

Migrantes haciendo filas para acceder a visas. AFP

La suspensión se aplica a visas H-1B, visas H-2B, visas H-4, visas L-1 y ciertas visas J-1.

El programa más grande afectado por la orden son las visas H-1B, cuyos destinatarios suelen ser trabajadores calificados en la industria tecnológica que pueden permanecer en los Estados Unidos durante varios años.

Las visas H-2B se aplican a los trabajadores de temporada y las visas H-4 se otorgan a los cónyuges de los titulares de visas H-1B.

Joe Biden estaría en planes para revocar muchos mandatos concernientes a migrantes y minorías raciales. AFP

Las visas J-1 se otorgan a investigadores, académicos y otras categorías especializadas como au pairs, mientras que las visas L-1 son para ejecutivos que se trasladan a los Estados Unidos desde puestos en el extranjero con el mismo empleador.

El presidente electo ha prometido deshacer muchas de las políticas de inmigración de Trump, pero si la economía continúa luchando, es posible que esté menos inclinado a permitir que más trabajadores extranjeros se unan a la fuerza laboral estadounidense cuando millones de estadounidenses todavía están desempleados.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo