Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Maduro consolidó este año su control con dos elecciones.  (Foto: AFP)

Maduro consolidó este año su control con dos elecciones. (Foto: AFP)

Mundo

Un año de tempestades en Venezuela

La crisis política, económica e institucional se agravó al tiempo que exhibió a una oposición cada vez más dividida
Avatar de El Universal

Por: El Universal

El futuro de Venezuela sigue marcado por la incertidumbre. (Foto: AFP)

El futuro de Venezuela sigue marcado por la incertidumbre. (Foto: AFP)

Venezuela.- El paisaje de Venezuela en 2017 mostró un aumento de la represión política —con un saldo de más de 130 muertos, miles de heridos y cientos de detenidos— y un agravamiento de la escasez de alimentos, medicinas y artículos de consumo básico, con una incontenible inflación, una insostenible devaluación, una pérdida acelerada del poder adquisitivo de los salarios y una constante migración al exterior.

También exhibió una mayor división de las fuerzas opositoras, que se disputan si aceptan o rechazan el juego electoral gubernamental, y una consolidación del régimen izquierdista que Hugo Chávez (fallecido en 2013) inauguró hace casi 19 años y que Nicolás Maduro, su heredero, logró sostener pese a la turbulencia.

Maduro consolidó este año su control con dos elecciones. (Foto: EFE)

Aunque el país registró un deterioro en sus finanzas, avanzó a su consolidación atado a una cuestionada pero poderosa Asamblea Nacional Constituyente (ANC) frente a la debilidad de sus rivales antichavistas y arrinconó al poder Legislativo, de mayoría opositora.

El futuro de Venezuela sigue marcado por la incertidumbre socioeconómica de millones de personas que, ante la zozobra política, están más preocupados por luchar por resolver las urgencias de subsistencia inmediata cotidiana, por lo que migran en decenas de miles al exterior.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó en octubre que Venezuela registrará una inflación de más del 2 mil 349% en 2018 y que 2017 cerrará en más de 652%, en una crisis agudizada por la acelerada caída desde 2013 de los precios internacionales del petróleo, principal producto venezolano de exportación.

El futuro de Venezuela sigue marcado por la incertidumbre. ((Foto: AFP)

“La hiperinflación hace estragos el salario”, aseguró el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros en un informe del pasado 26 de diciembre. En noviembre el precio de la canasta básica se ubicó en 7 millones 190 mil 158.98 bolívares, un 83.5% (3 millones 271 mil 817,73 bolívares) más con respecto a octubre y 1,461.83% en relación a noviembre de 2016, precisó el estudio, del que EL UNIVERSAL tiene copia.

Con un sueldo mínimo de 177 mil 507.43 bolívares al mes “se requieren 41” para poder adquirir la canasta alimentaria para una familia de cinco miembros, según el documento. Para adquirir la canasta básica familiar por mes, que incluye otros bienes aparte de alimentos, se necesitan 13 millones 883 mil 365.39 bolívares o 78.2 salarios mínimos mensuales.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) advirtió, en una investigación emitida en diciembre de este año, que el Producto Interno Bruto (PIB) de Venezuela “se redujo por cuarto año consecutivo en 2017, lo que supone una contracción acumulada de 31.9% respecto del PIB de 2013”.

La crisis de 2017 tuvo un momento cúspide de abril a julio con choques entre opositores y  oficialistas.(Foto: AFP)
 

La violencia no para

La crisis de 2017 tuvo un momento cúspide de abril a julio con choques entre opositores y oficialistas que dejaron más de 130 muertos. La oposición perdió presencia en las calles y el régimen chavista, que el 30 de julio realizó comicios para elegir a la ANC, impuso su dominio y recobró la iniciativa frente a un antichavismo cada vez más fraccionado.

Maduro consolidó este año su control con dos elecciones, las de gobernadores el 15 de octubre y las municipales el 10 de diciembre. Sostenido por las fuerzas militares y policiacas, por las redes semi clandestinas paramilitares y parapoliciales y por su aparato partidista con masivos poderes en gobernaciones y municipios, el chavismo parece inamovible, pese al asedio político de Estados Unidos y al acoso de la Organización de Estados Americanos (OEA), organismo del que Venezuela anunció en abril su retiro.

Los enfrentamientos dejaron más de 130 muertos(Foto: AFP)

En este panorama, los dos bandos iniciaron un diálogo en diciembre en República Dominicana en una negociación supervisada por las cancillerías de México y Chile, acompañantes de la oposición, y de Bolivia, Nicaragua y San Vicente y las Granadinas, con el gobierno. La oposición ha pedido garantías para los comicios presidenciales de 2018, como modificar al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que deje de estar bajo mando oficialista y sea independiente. Sin embargo, Diosdado Cabello, el hombre más poderoso después de Maduro, ha dicho que “no hay nada que negociar” con la oposición “cuando está de por medio la patria”. El conflicto parece no tener fin.

En esta nota:
  • Un año de tempestades