Mundo

"Un asesino me arrebató a mi hija"; bala perdida apagó la luz de Maite

La menor de 5 años estaba entusiasmada por abrir sus regalos de Navidad, pero una tragedia se lo impidió

Por  Miriam Arvizu

Maite de 5 años perdió la vida luego de haber recibido una bala perdida en Navidad(Imagen ilustrativa/Pixabay)

Maite de 5 años perdió la vida luego de haber recibido una bala perdida en Navidad | Imagen ilustrativa/Pixabay

Argentina.- La madrugada de este jueves, la mamá de Maite, de 5 años, quien recibió una bala perdida durante los festejos de Navidad, escuchó la peor frase de su vida: su hija murió.

La menor estaba en muerte encefálica y en una situación irreversible, así que ya no se pudo hacer nada y la niña finalmente falleció. La familia declaró, de acuerdo con Clarín, que estaban devastados por la muerte de su hija, pero también les daba tranquilidad de que el responsable estuviera detenido.

Quiero que se siga investigando, que se siga. Que se quedé ahí, que le den cadena perpetua, si es posible. Me gustaría verle la cara, un asesino me arrebató a mi hija, dijo Maira, mamá de Maite.

"Varias personas nos dijeron que fue él, es el novio de una vecina", agregó la mujer sobre el hombre detenido.

Fuentes de investigación informaron que el detenido fue identificado como Walter, de 41 años, quien fue señalado por los vecinos como el posible autor del disparo que terminó por quitarle la vida a Maite. Asimismo señalaron que al detenido le decomisaron de su vivienda dos armas de fuego y municiones.

Se dijo que era pareja de una vecina de la familia de la menor fallecida y habría disparado con un arma minutos después de la medianoche, presuntamente festejando la Navidad.

Lo previsto era que el cuerpo de la menor fuera trasladado a la Morgue Judicial de Lomas de Zamora para realizarle una autopsia y extirpar de sus restos el proyectil que la mató, que le quedó alojado en el abdomen.

Los padres de la víctima dijeron que en las próximas horas le realizarán una autopsia a su hija

En 48 horas nos van a entregar a nuestra nena, para tenerla, dijo la mujer. Y relató el dolor que les ocasionó el regreso a su casa ya sin su hija.

"No caíamos, la buscábamos, en la casa tengo fotos de bebé, en la panza, fotos pegadas en la pared, fue escolta dos veces en el año en el jardín. En cada rincón, tengo su bicicleta, sus juguetes, abrimos la ventana y estaba su pileta con los juguetes que dejó; en la cama, su ropa; en cada rincón la veía a mi hija. Quería que ella me dijera 'ma, estoy acá al lado tuyo'".

La madre afirmó que no donaría los órganos de su hija, pues ella la quería “entera”, así como también negó rotundamente velarla, ya que dijo no quererla ver en un cajón, finalizó.