Mundo

"Un ataque a la democracia": Portugal, España y Canadá se expresan contra el asalto al Capitolio en EE UU

Diversas naciones en el mundo han salido a manifestar la preocupación que les embarga tras darse a conocer el asalto al Capitolio en Washington por parte de simpatizantes de Trump, advirtiendo el daño a la democracia 

Por  Cristina Herrera

Portugal, España y Canadá se expresan contra los ataques al Capitolio en Estados Unidos(AP)

Portugal, España y Canadá se expresan contra los ataques al Capitolio en Estados Unidos | AP


Ante lo inédito del asalto al Congreso en Washington por parte de personas a favor del presidente Donald Trump, diversos países en el mundo han salido a expresar sus impresiones sobre lo acontecido en la nación estadounidense, entre ellos, destaca el caso de Canadá, Madrid y Portugal.

Hace algunas horas, un hecho dio la vuelta al mundo acaparando a su paso toda la atención de los medios internacionales: grupos de manifestantes simpatizantes del republicano Donald Trump se dieron cita a las afueras del Capitolio en la capital estadounidense buscando detener el proceso del colegio electoral en el que se certificaría de una buena vez por todas la victoria del demócrata Joe Biden, quien en unos días más habrá de asumir oficialmente la presidencia de los Estados Unidos.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

François-Philippe Champagne, ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, manifestó su preocupación ante los acontecimientos ocurridos en el Capitolio de Estados Unidos
François-Philippe Champagne, ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, manifestó su preocupación ante los acontecimientos ocurridos en el Capitolio de Estados Unidos/ Fuente: Twitter @FP_Champagne

En este contexto, el país gobernado por el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, a través del ministro de Asuntos Exteriores de dicho país, François-Philippe Champagne, salió a declarar que Canadá se encuentra altamente conmocionada y a la vez preocupada por los hechos violentos presentados en el recinto legislativo norteamericano.

Mediante su cuenta oficial de Twitter, el mandatario canadiense enfatizó que para poder que se lleve a cabo una transición de poder de forma democrática es necesario que esta se de pacíficamente, contrario a lo que se esta viendo en los EE UU. Sin embargo, expresó sus esperanzas de que el paso del gobierno republicano al demócrata continúe en buenos términos, afirmando a su vez que así se hará.

En este sentido, Champagne aseveró que Canadá está sumamente pendiente de todo lo que esta aconteciendo en la nación vecina del sur gobernada aún por Trump, resaltando que sus pensamientos "están con el pueblo estadounidense".

Cabe señalar que lo que llama la atención es que contrario a lo que se esperaría ha sido el ministro de Asuntos Exteriores el que ha salido a declarar las opiniones e impresiones de la nación norteamericana en vez de Justin Trudeau, ya que este último no se ha manifestado sobre los hechos que acontecen en los Estados Unidos. (Múltiples bombas son encontradas en medio del caos del Capitolio en EE.UU)

Por su parte, del otro lado del mar, de parte del gobierno de Portugal, António Costa, primer ministro luso, se expresó al respecto mostrando la preocupación que le embarga por la violencia empleada en el atraco al Congreso de la nación estadounidense, por lo que solicitó, a todos aquellos que aún no aceptan la derrota de Donald Trump frente a Joe Biden, que respeten el resultado de las pasadas elecciones del 3 de noviembre haciendo que la transición se de libre de cualquier tipo de violencia.

A través de sus redes sociales, Costa declaró que las fotografías mostradas del asalto al Capitolio son por demás alarmantes, de ahí que haga un llamado para que, apegándose a las conclusiones a las que ya se llegó sobre cuál de los dos candidatos había conquistado la presidencia de EE UU, pueda llevarse el proceso de transición presidencial de forma ordenada, destacando que tiene plena confianza en la rectitud de "las instituciones democráticas de los Estados Unidos".

En este mismo tenor, otra de las grandes naciones que se ha manifestado en relación a las manifestaciones violentas en el Capitolio de Washington, es España. El presidente de dicho país, Pedro Sánchez, expresó su inquietud por el asalto al recinto jurídico norteamericano, en el que los fanáticos de Donald Trump han sido los protagonistas.

"Sigo con preocupación [...]. Confío en la fortaleza de la democracia de EE.UU", subrayó Sánchez en una publicación en plataformas virtuales. En este sentido, el mandatario aseguró que la administración del demócrata significará una nueva etapa de unión entre los ciudadanos estadounidenses, quebrada durante el gobierno de Trump.

Después de que las imágenes y la información de lo que estaba sucediendo en la capital estadounidense dieran la vuelta al mundo, otra de las funcionarias de la Península Ibérica, en este caso, la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González-Laya, puntualizó que para que haya verdadera democracia el paso al cambio de poderes se debe de dar de forma pacifica, destacando que "quien pierde tiene que aceptar la derrota". Añadió que tiene confianza en los legisladores de dicho país para que puedan consolidar la voluntad de los ciudadanos que eligieron a Biden como su nuevo gobernante.

Además de estos dos funcionarios españoles, otros más servidores públicos usaron sus redes sociales para dar a conocer sus opiniones sobre los asaltos sufridos en el Congreso de los Estados Unidos. Tal fue el caso de Pablo Casado, el presidente del Partido Popular (PP), quien declaró que tal atracó es "inaceptable", resaltando el hecho de que "la democracia se basa en la representación parlamentaria", la cual no puede ser forzada.

En esta misma línea de pensamiento, Inés Arrimadas, militante de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, puso sobre la mesa el daño que hace y la peligrosidad del populismo al "orden constitucional y democrático".

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo