Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Un niño de 5 años mata a su hermana

CHICAGO

Un niño de cinco años accidentalmente disparó un rifle calibre 22 que había recibido de regalo y mató a su hermanita de dos años en su casa de Kentucky, dijeron las autoridades.

La tragedia ocurrió el martes en la zona rural del condado rural de Cumberland y la niña fue llevada a un hospital donde fue declarada muerta, dijo la policía estatal.

El forense del condado de Cumberland, Gary White, identificó a la niña como Caroline Starks y señaló que la madre de los niños estaba limpiando la casa y había salido un momento al porche cuando su hijo disparó.

"Ella dijo que no habían pasado más de tres minutos y que sintió la detonación. Corrió adentro y encontró a la pequeña", dijo White al canal de televisión local WKYT.

El arma, un rifle calibre 22 diseñado específicamente para niños, fue un regalo que el menor había recibido el año pasado. Estaba en un rincón en una habitación y los padres no sabían que estaba cargada, dijo el forense.

"Es un pequeño rifle para niños, marca Crickett. El niño está acostumbrado a dispararlo", dijo el forense al diario Lexington Herald-Leader.

La autopsia se realizará este miércoles, pero White dijo que espera que se determine que la muerte fue accidental. "Es uno de esos accidentes locos", dijo.

En 2011 hubo 851 muertes causadas por disparos accidentales de armas de fuego en Estados Unidos, según los últimos datos de la agencia federal de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

A ellos se suman otras 14,675 personas que resultaron heridas por los tiros accidentales de armas de fuego en 2011, de los cuales 7,991 eran menores de 18 años y 3,569 eran menores de 13 años.

Estados Unidos está envuelto en un acalorado debate sobre el control de las armas y la cultura hacia estas a raíz de una trágica balacera registrada en diciembre en una escuela en Newtown, Connecticut, en el que murieron 20 niños y seis maestros.

El presidente Barack Obama ha presionado a los congresistas por leyes federales de armas más estrictas para exigir la verificación de antecedentes a los compradores de armas y pidió que se apruebe la prohibición de armas de asalto como la utilizada en la tragedia de Newtown.

Sin embargo, el mes pasado, con la propuesta de verificación de antecedentes –condenada por la poderosa Asociación Nacional del Rifle (ANR) como una violación al derecho constitucional de los estadounidenses "a poseer y portar armas"– no pudo reunir los 60 votos necesarios para seguir su curso en el Senado.

No hubo esfuerzos para evitar que los niños puedan acceder a armas de fuego para caza y fines deportivos, una tradición atesorada por muchas familias estadounidenses.