Mundo

Un pedófilo caníbal pide ser liberado de prisión por temor al Covid-19

Geoffrey Portway, de 47 años que sirve una condena de más de 20 años por practicar canibalismo con niños, pidió ser liberado por temor al virus Covid-19

Por  Andres Rodriguez

Un pedófilo caníbal pide ser liberado de prisión por temor al Covid-19(Geoffrey Portway, de 47 años que sirve una condena de más de 20 años por practicar canibalismo con niños, pidió ser liberado por temor al virus Covid-19)

Un pedófilo caníbal pide ser liberado de prisión por temor al Covid-19 | Geoffrey Portway, de 47 años que sirve una condena de más de 20 años por practicar canibalismo con niños, pidió ser liberado por temor al virus Covid-19

Estados Unidos.- Un pedófilo que conspiró para secuestrar, violar y comer a niños en una mazmorra de tortura quiere ser liberado de la prisión temprano por temor a contagiarse de Covid-19 en Estados Unidos.

Geoffrey Portway, de 47 años, ha solicitado su liberación por compasión solo siete años después de haber cumplido 26 años de prisión porque tiene "mayor riesgo de sufrir complicaciones graves" por el virus.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Portway, que quiere ser liberado de una prisión federal en Virginia y deportado a su Inglaterra natal, presentó una moción manuscrita en la que dice que "mueve respetuosamente a este tribunal a considerar su liberación compasiva a tiempo cumplido y regresar a Inglaterra con seguridad mediante la deportación", según narra Metro.

Continuó citando la cantidad de casos de Covid en los Estados Unidos con cárceles como una ubicación conocida de superdifusión.

Según su alegato, por obesidad y sus condiciones físicas, Geoffrey Portway el prisionero tiene más riesgo de sufrir de Covid-19. AFP

Los presos obesos como Portway tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones graves o la muerte si contraen Covid.

Un juez decidirá sobre la solicitud de Portway en una fecha posterior. Portway, que trabajaba en informática, fue arrestado en su casa en Worcester, Massachusetts, después de que los investigadores encontraron imágenes de abuso sexual infantil, así como fotografías de niños que parecían estar muertos en su computadora.

Una investigación posterior también descubrió una mazmorra autoconstruida en casa, que Portway denominó su "sótano de carnicero".

Ahí es donde Portway conspiró para torturar y abusar sexualmente de sus víctimas, antes de matarlas y comerse sus restos.

La mazmorra contenía un ataúd casero del tamaño de un niño, una jaula de acero y kits de matanza y castración, informó Boston25.

Se dice que compartió sus deseos caníbales con otros dos pedófilos en línea, y fue capturado después de que un compañero miembro de una red de abuso de la que formaba parte fuera capturado.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo