Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Un vuelo duró 30 horas para llegar de Boston a Los Ángeles

Un vuelo de la aerolinea Alaska duró 30 horas para llegar desde Boston a Los Ángeles, en Estados Unidos, por una serie de problemas técnicos y desviaciones

Por: Martha Isis Carrillo

Un vuelo duró 30 horas para llegar de Boston a Los Ángeles(Pixabay)

Un vuelo duró 30 horas para llegar de Boston a Los Ángeles | Pixabay

Un vuelo de Alaska Airlines duró 30 horas para llegar desde Boston a Los Ángeles, en Estados Unidos, por una serie de problemas técnicos y desviaciones, quintuplicó las habituales seis horas de duración que lleva la ruta, dijeron los medios locales este miércoles 9 de enero.

El hecho ocurrió en el vuelo AS 1367, 140 personas abordaron en el Aeropuerto Internacional de Logan, donde empezó el viaje. Inicialmente, los pasajeros tuvieron que esperar dos horas en la pista de vuelo, dentro del avión, antes de despegar.

Después, a los 90 minutos de viaje, la tripulación reportó un olor a quemado que fue a una falla eléctrica y generó angustia entre los viajeros, pues se quedaron sin luz durante el vuelo. Por tal motivo, la aeronave tuvo que desviarse hacia la ciudad de Buffalo, en el estado de Nueva York.

"Ese fue, definitivamente, uno de los momentos más aterradores. Envié un mensaje de texto a mi mamá, diciéndole "te quiero", porque estaba preocupada", dijo a la prensa Tiffany Devereaux, una de las pasajeras.

Acto seguido, mientras los bomberos inspeccionaban el avión, los usuarios se vieron obligados a pasar la noche en el aeropuerto, sin agua ni comida, hubo muchas quejas por la escasa comunicación por parte de la aerolínea y la falta de información que permitiera a los pasajeros saber lo que estaba ocurriendo.

Más adelante, cuando parecía que emprendían el último tramo para llegar a su destino, el avión regresó al punto de partida, porque el vuelo no estaba ya programado para arribar a Los Ángeles, a causa de las demoras. De vuelta en el aeropuerto de Logan, tuvieron que esperar 90 minutos adicionales para la apertura de una puerta que habilitara el desembarque.

Finalmente, una hora después, los pasajeros abordaron un nuevo vuelo rumbo a Los Ángeles. Pero aún no terminaban los contratiempos: cuando pensaban que la pesadilla ya había concluido, algunas personas descubrieron que su equipaje estaba extraviado. 

Alaska Airlines extendió sus disculpas por tales hechos. "Lamentamos profundamente la experiencia que los dejó varados durante horas sin apoyo ni comunicación. Esa experiencia no es el estilo de Alaska y no refleja nuestro valores", aseguró el portavoz de la empresa.

En esta nota: