Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Viaje de luna de miel termina en tragedia

La pareja había contraído matrimonio el sábado pasado

Foto: Prensa Libre

Chimaltenango.- Lo que parecía ser el inicio de una nueva vida para una pareja de recién casados terminó en una tragedia cuando intentaban celebrar su luna de miel.

Brandon Álvarez, de 22 años y Kimberly Silvestre, de 19, habían contraído matrimonio el sábado pasado, en Fraijanes.

Este lunes dicidieron empezar su viaje de bodas a bordo de una motocicleta, pero este se vio interrumpido en el kilómetro 52 de la ruta interamericana, en Chimaltenango, cuando fueron arrollados por otro vehículo.

La unidad en la que viajaba la pareja. Foto: Prensa Libre

Por lo fuerte del impacto Brandon murió y Kimberly quedó gravemente herida, Bomberos Municipales Departamentales le dieron los primeros auxilios y luego fue trasladada al Hospital Nacional de Chimaltenango.

Uno de los socorristas, identificado como Erick Rasbot, mencionó que el joven muerió a causa de politraumatismo general a pesar de que portaba casco.

“La mujer presentaba una posible fractura en uno de los brazos y golpes en varias partes del cuerpo, por lo que la trasladamos al hospital”, refirió Rasbot.

Vecinos del sitio mencionaron a los oficiales que todo estaba tranquilo por la zona, cuando de pronto se escucho un estruendo, al salir a ver qué había pasado notaron que un vehículo se alejaba del lugar, y luego mencionaron que quizá era el responsable de la tragedia.

Un familiar de las víctimas indicó a fiscales del Ministerio Público que los jóvenes se casaron el sábado en Fraijanes y que este lunes salieron temprano hacia el occidente del país, donde estarían por unos días para disfrutar de su luna de miel.

“Por esta ruta con frecuencia suceden accidentes de tránsito, por lo que recomendamos a los pilotos que conduzcan con precaución y bajen la velocidad, ya que por ser una zona urbana transitan muchas personas en motocicleta, y para evitar tragedias como esta es mejor perder un poco de tiempo y no la vida”, finalizó el bombero Hugo Figueroa.