Mundo

Vicepresidentes de China y Brasil pactan aumentar intercambios

Los vicepresidentes de China, Wang Qishan, y de Brasil, Hamilton Mourão, acordaron reforzar los intercambios y cooperación

Por  EFE

Vicepresidentes de China y Brasil pactan aumentar intercambios.(EFE)

Vicepresidentes de China y Brasil pactan aumentar intercambios. | EFE

Pekín.- Los vicepresidentes de China, Wang Qishan, y de Brasil, Hamilton Mourão, presidieron hoy en Pekín el quinto encuentro de la Cosban, la comisión bilateral sino-brasileña, en cuyo marco acordaron "reforzar los intercambios y la cooperación en todas las áreas".

En el acta de la reunión, a la que tuvo acceso Efe, quedó reflejado que Wang y Mourão "valoraron positivamente los progresos recientes" en los lazos bilaterales y hablaron de la preparación de un nuevo plan decenal que rija las relaciones entre 2022 y 2031.

Si Mourão había manifestado ayer la necesidad de "actualizar" la Cosban -creada en 2004, "cuando el comercio era once veces menor"-, hoy los dos vicepresidentes se comprometieron a "mejorar su estructura".

Por ahora, lo único que queda claro en este sentido es que la sexta sesión de la Comisión se celebrará en Pekín, y que Wang aceptó la invitación de su homólogo sudamericano para presidirla de nuevo.

Este quinto encuentro, el primero desde 2015, cierra también con la promesa de que China y Brasil facilitarán el comercio y promoverán que este sea de alta calidad.

Otra de las quejas que Mourão expuso ayer durante su discurso ante el Consejo Empresarial China-Brasil, la "persistencia" de las exportaciones de productos de bajo valor añadido al gigante asiático, también fue tratada en la reunión de hoy, que dejó un compromiso de "crear condiciones para diversificar y aumentar el valor añadido de los productos vendidos por Brasil a China".

Desde 2009, China es el principal socio comercial de Brasil y el volumen de negocios en la balanza comercial entre ambos alcanzó los 98.900 millones de dólares solo el año pasado, según datos oficiales. 

También en terreno de intercambios, ambos miembros del club de economías emergentes del grupo BRICS acordaron "promover los flujos de libre comercio en el sector de productos agrícolas y animales", con vistas a que las peras y productos acuícolas chinos entren en Brasil y a que los melones brasileños hagan lo propio en China.

Asimismo, el acta cita otros productos que, cuando alcancen las condiciones sanitarias exigidas, conseguirán entrar en las listas de libre comercio entre los dos países: lácteos, partes porcinas, vacuno procesado térmicamente, proteínas de soja para pienso animal, material genético de aves y plasma sanguíneo bovino.

Wang y Mourão mostraron satisfacción por el acuerdo que evitará que un panel de la Organización Mundial del Comercio (OMC) dirima la queja presentada por Brasil sobre los supuestos impedimentos que China puso a la importación de azúcar brasileño.

Otro de los temas estrella de la visita del vicepresidente brasileño, la posible adhesión a la multimillonaria iniciativa china de infraestructuras conocida como Nuevas Rutas de la Seda, no dejó nada en firme salvo el reconocimiento de las "posibles sinergias" entre las políticas de desarrollo de China y de Brasil, así como sus programas de inversión.