Mundo

Violencia verbal y física contra la comunidad LGBTIQ persiste en Nicaragua

Ludwica Vega, una mujer transgénero, cuenta que en septiembre del año pasado vivió un episodio que ocupó las portadas de sucesos y casi le cuesta la vida

Por  EFE

Decenas de personas participan en una marcha del orgullo LGBTI en Managua(Archivo EFE)

Decenas de personas participan en una marcha del orgullo LGBTI en Managua | Archivo EFE

Managua.- A sus 36 años, Ludwica Vega ha vivido en carne propia las consecuencias de la discriminación. Ella, como mujer transgénero, ha enfrentado violencia verbal y física y pertenece a la diversidad sexual nicaragüense que demanda el cumplimiento y respeto de sus derechos.

De espalda ancha, brazos recios y de cabello hasta los hombros, Ludwica cuenta a Efe que en septiembre del año pasado vivió un episodio que ocupó las portadas de sucesos y casi le cuesta la vida.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Ese día recibió la visita de dos hombres que la apuñalaron y golpearon hasta dejarla inconsciente. Eran dos desconocidos que se presentaron en su oficina con la excusa de buscar condones, relata la activista.

ACTO DE ODIO Y DISCRIMINACIÓN POLICIAL

"Sí, fue un acto de odio, porque querían matarme, me decían 'cochón hijuelagranputa' y me apuñalaron. Fue con saña. Ellos lo hacían sin detenerse hasta que sintieron que no estaba respirando", detalló.

Ocho meses después del suceso, la Policía Nacional no ha detenido a ningún sospechoso y Ludwica cree se trata de un acto de discriminación.

Como activista y coordinadora de la Asociación Nicaragüense de Transgéneros, lucha a favor de los derechos de la diversidad sexual desde hace 20 años porque desde que se identificó como niña y no como un niño, dice, ha sufrido discriminación.

Ludwica se considera doblemente "sobreviviente", pues por un lado la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la edad promedio de una mujer transgénero es de 35 años, y, por el otro, ha resistido a "la constante discriminación" en Nicaragua.

VIOLENCIA EN CALLES Y HOGARES

José Ignacio López, miembro de la Mesa Nacional LGBTIQ (lesbiana, gay, bisexual, transgénero, transexual, travesti, intersexual y queer), explicó a Efe que entre septiembre y noviembre de 2019 realizaron un estudio denominado "Estado de la situación de los derechos humanos de la población LGBTIQ en Nicaragua".

El estudio reveló que ese colectivo sufre violencia física y psicológica en las calles del país como consecuencia de su orientación sexual.

"Encontramos que los principales lugares en donde la comunidad LGBTIQ se enfrenta a mayores agresiones son la comunidad y la familia. Entonces te das cuenta que siendo los lugares más importantes para la seguridad de la persona, es ahí donde residen la mayor cantidad de agresiones que enfrentan las personas LGBTI", observó.

En la familia se utilizan las agresiones físicas como una medida correctiva para cambiar a la fuerza la orientación sexual", alertó el activista.

LA CLAVE ES LA EDUCACIÓN

A su juicio, en Nicaragua ha quedado en evidencia que mientras más visible es la orientación sexual y la identidad de género, mayor es la vulnerabilidad ante la violencia y la discriminación.

Asimismo, comentó que de las 1.049 personas LGBTIQ encuestadas para el mencionado estudio, el 54,9 % dijo haber sido agredido verbal o psicológicamente, principalmente en las calles o en el seno del hogar.

Un 11 % aseguró haber sufrido al menos una vez abuso sexual con saña, golpes y forcejeo, principalmente dentro del hogar y que entre los agresores figuran primos, tíos y hermanos.

Ambos activistas coinciden en que la educación es clave en Nicaragua para erradicar la discriminación por orientación o identidad sexual y de esa forma se puedan garantizar los derechos de esta comunidad.

Entre las peticiones que todos los años hace la comunidad LGBTIQ de Nicaragua está promover la capacitación de maestros sobre homofobia y transfobia, con el fin de evitar la deserción escolar y la discriminación.

Además han expresado su preocupación por el acceso a la justicia, la  discriminación en el sistema de salud pública y las dificultades para conseguir un empleo, así como por la urgencia de la aprobación de una ley que castigue los crímenes de odio que involucran amenazas, muertes, hostigamiento o daño físico motivados por prejuicios debido a la orientación sexual.

También te puede interesar:

Hijo transmite "entierro express" de su padre muerto de COVID-19 en Nicaragua

Expresidentes piden vigilar manejo de pandemia en Cuba, Nicaragua y Venezuela

"Presos políticos" de Nicaragua sufren COVID-19, denuncian

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo