Mundo

Voto latino, clave para llegar a la Casa Blanca en la próxima elección

Durante un seminario web convocado por el ‘New York Times’, periodistas analizan la fuerza de las comunidades latinas para inclinar la próxima elección presidencial en EUA. Ya que el voto latino es una fuerza que suma aproximadamente 32 millones de votantes este año, lo que los convierte en el bloque de votantes más grande de Estados Unidos 

Por  Itzé Coronel Salomón

Una mujer de raíces latinas, esperando su turno para emitir su voto en la elección presidencial de los Estados Unidos(SHUTTERSTOCK)

Una mujer de raíces latinas, esperando su turno para emitir su voto en la elección presidencial de los Estados Unidos | SHUTTERSTOCK

Estados Unidos.-  En la próxima elección presidencial de los Estados Unidos, este año, 32 millones de latinos tendrán la posibilidad de acudir a las urnas lo que significa que el voto latino será clave para inclinar la balanza hacia un partido u otro; sin embargo, tomando en cuenta la baja participación de los comicios de hace cuatro años, ¿realmente acudirán a votar?

Sobre esta y otras interrogantes se refirió Patricia Mazzei, jefa del buró del New York Times en Miami, durante un seminario web que tuvo por invitados al periodista y presentador del Noticiero Univisión, Jorge Ramos, y el excongresista por Florida Carlos Curbelo.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Ambos analizaron las motivaciones de esta población tan diversa de los estados clave que dependen de su voto y de lo que estas comunidades están haciendo para transformar su tamaño en influencia política.

Mazzei expresó que la mayoría de votantes latinos se encuentra concentrado en estados como California y Texas, y fundamentalmente también en los estados cambiantes, como Arizona y Florida.

Explicó que aunque se tiene la concepción de que el voto latino tiende a ser por los demócratas, el apoyo no es monolítico, y esto se confirmó en 2016, cuando el 30 por ciento de la población latina votó por Donald Trump

¿Qué podría cambiar esta elección?

La moderadora Patricia Mazzei expuso que en cada ciclo electoral se tiene la conversación sobre el creciente poder del voto latino, dada la cantidad de latinos en los EUA que crece cada año. Sin embargo, mencionó que después de cada elección, muchas veces nos preguntamos por qué los latinos no votaron, dado el nivel que podrían tener con sus números para cambiar cualquier elección. 

Respecto a este fenómeno, el periodista Jorge Ramos se refirió a lo que ha denominado síndrome de Cristóbal Colón.

"Es como cada cuatro años, nos redescubren, nos aman, los candidatos empiezan a hablar español en pocas palabras, y luego durante los próximos tres años se olvidan por completo de nosotros".

Dijo que esto ha estado sucediendo tanto en los Estados Unidos, que se han acostumbrado, pero lo más importante es tratar de dimensionar que, este 2020, 32 millones de latinos podrían acudir a las urnas; sin embargo, considera que la verdadera tragedia es que tal vez solo la mitad de ellos, 16 millones, votará realmente.

En 2016 pasó lo mismo, había 26 millones elegibles para votar, y 13 millones de latinos que tuvieron la oportunidad de votar decidieron quedarse en casa, comentó Ramos.

Por su parte, el excongresista Carlos Curbelo afirmó que la gran historia, y la gran noticia, es que un número récord de latinos votarán en esta elección, lo cual considera una maravillosa noticia para la comunidad. 

Comentó que aunque esos números les acercan al poder, el grupo de participación probablemente será el más bajo de todos los grupos raciales en los Estados Unidos, y esa es la parte triste.

Pero considera que las comunidades latinas de Arizona, Florida y Georgia están preparadas para marcar la diferencia en estados críticos. 

Así, en una visión más optimista, Curbelo expresó que, aunque hacen este tipo de análisis cada cuatro años, hay una buena razón para hacerlos, porque hay comunidades latinas en estados clave que han marcado la diferencia en algunas elecciones importantes en el pasado, y que ciertamente podrían marcar la diferencia en esta elección crítica del 2020. 

Una novedad durante esta campaña presidencial ha sido la publicidad en español, en diferentes acentos. Para diferentes comunidades se han lanzado anuncios políticos con acento puertorriqueño, colombiano, venezolano o mexicano, con la intención de reconocer la diversidad y ganar su voto.

Importancia del tema migratorio

Carlos Curbelo manifestó que muchos políticos estadounidenses están comenzando a darse cuenta de que diferentes votantes latinos están motivados de diferentes maneras. Un ejemplo de esto se refleja en los latinos más jóvenes, nacidos en los Estados Unidos, que a decir de Curbelo están más asimilados.

Por esta razón, dijo que esperarían que muchos de ellos no sintieran un apego tan fuerte al tema de la inmigración como los que inmigraron aquí, y que eso es natural.

Dijo que —en su opinión— cualquiera que provenga de una familia inmigrante (lo que significa prácticamente a todos en los Estados Unidos), debería preocuparse por la experiencia del inmigrante, debería estar sintonizado con ella.

Sin embargo, explicó que entienden que eso variará en grados, dependiendo de si alguien nació en los Estados Unidos o si es de segunda o tercera generación. 

Añadió que, especialmente por el lado demócrata, los políticos están empezando a comprender que no se puede hablar únicamente de inmigración cuando se trata de ganar votantes latinos. 

Se tiene que hablar de empleo y economía en el sur de Florida, se tiene que hablar de política exterior.

En otras palabras: la comunidad se parece mucho más al resto de los Estados Unidos de lo que a veces percibimos

Jorge Ramos analizó el hecho de que los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump y Joe Biden, hablan sobre la inmigración desde perspectivas completamente diferentes. Señaló que, ahora mismo, en Estados Unidos hay más de 10 millones de inmigrantes indocumentados, quienes —a decir de Ramos— son parte de Estados Unidos y han aportado mucho más a la economía de lo que le quitan.

Y tiene que haber una solución. No podemos tener, en el país más poderoso y rico del mundo, 10 millones de personas que no tienen nada

Por ello, afirmó que la inmigración sigue siendo uno de los temas más importantes, simbólicamente. 

Para Mazzei, si los políticos hablan con los inmigrantes con cierto respeto y comienzan reconociendo las contribuciones que hacen a ese país, entonces ellos podrán escucharlos sobre los otros temas. 

Las tres promesas de Joe Biden

En un tuit, el candidato demócrata dijo que en su primer día va a introducir una reforma migratoria para legalizar a 10 millones de inmigrantes indocumentados. También dijo que va a proteger a los dreamers, primero con una orden ejecutiva y luego con una reforma migratoria, y la tercera promesa es que dará protección migratoria a los venezolanos que viven en Estados Unidos.

Por otro lado, Donald Trump es probablemente el presidente más antiinmigrante que han tenido en medio siglo, desde la Operación Espalda Mojada, cuando deportaron a más de un millón de mexicanos, expresó el periodista Jorge Ramos.

Algunos datos 

1- Desonfianza 

El partido demócrata no tiene asegurado el voto latino debido a la desconfianza del pasado, cuando Barack Obama deportó a más de tres millones de inmigrantes indocumentados en su Administración.

2- Separación Familiar 

Donald Trump ha creado la política de separación en la frontera, donde miles de niños fueron separados de sus padres, y continúa con la idea de poner en jaulas a inmigrantes y niños.

3-  Elecciones 

Dentro de dos semanas se llevarán a cabo los comicios presidenciales en los Estados Unidos.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo