Mundo

Agente muere tras un intento de fuga al noreste de Brasil

Roberto Murilo de Almeida Oliveira, de 37 años, fue trasladado al hospital, pero no resistió a la herida de bala y falleció

Por: EFE

Temática. Foto: EFE / ANTONIO LACERDA.

Temática. Foto: EFE / ANTONIO LACERDA.

Sao Paulo.- Un agente carcelario murió hoy después de que uno de los presos de la Unidad Penitenciaria del Curado, en el estado brasileño de Pernambuco, le disparara en un intento de fuga, informaron fuentes penitenciarias.

Roberto Murilo de Almeida Oliveira, de 37 años, fue trasladado al hospital, pero no resistió a la herida de bala y falleció, según la Secretaría Ejecutiva de Resocialización (Seres).

Foto: Archivo EFE.

Según el Sindicato de los Agentes Carcelarios (Sindasp/PE), el intento de motín empezó en la madrugada de este lunes, cuando uno de los presos se acercó al agente y le amenazó con un cuchillo.

Tras una lucha corporal, el preso logró robarle el arma y disparar al agente, así como a otro de los reclusos, quien fue operado y está ingresado en el Hospital Otávio de Freitas.

En el momento del suceso, la cárcel contaba con tan solo seis agentes carcelarios, una "alerta para la falta de efectivo" dentro de las prisiones, de acuerdo con el Sindasp.

"En el momento había tan solo un agente en la zona de permanencia y otros cinco en todo el presidio, número insignificante de funcionarios públicos para la cantidad de presos", hizo hincapié la entidad.

Temática. Foto: EFE.

El secretario de Justicia y Derechos Humanos de Pernambuco, Pedro Eurico, lamentó en una nota la muerte del agente, funcionario desde hace seis años.

El centro carcelario del Curado, un complejo que cuenta con tres unidades, tiene un historial de problemas y fue centro de una denuncia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El pasado 15 de marzo, una pelea entre presos dejó un preso muerto y otro herido de gravedad.

Desde 2011, varias entidades de Derechos Humanos vienen denunciando la violación de derechos básicos de los reclusos, como la superpoblación carcelaria, falta de cuidados médicos, daños a la integridad física de los presos y la falta de seguridad a los agentes que trabajan en el complejo.

Temática. Foto: EFE.

Hace un año y medio la Organización de los Estados Americanos (OEA) inspeccionó las tres unidades que conforman el centro y detectó la superpoblación carcelaria, entre otros problemas.

Pernambuco, en el noreste de Brasil, tiene 10 mil 841 plazas para una población carcelaria que sobrepasa los 30 mil presos y alrededor de mil 500 funcionarios, lo que representa un promedio de 20,1 presidiarios por agente carcelario.

v class="ck-related-news">
 

En esta nota:
  • Brasil
  • Motín
  • Fuga
  • Cárcel
  • Prisión
  • Agente muerto
  • Agente carcelario
  • Muerto