Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Osos polares atraen turistas a una aldea nativa en Alaska

Había más osos en tierra y más hembras abrían guaridas en la tierra nevada en lugar del hielo

Por: AP

ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 15 de abril de 2015 proporcionada por el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), un oso polar con un collar GPS con video y cámara se recuesta en un trozo de hielo en el mar Beaufort. (Anthony Pagano/USGS vía AP)

ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 15 de abril de 2015 proporcionada por el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), un oso polar con un collar GPS con video y cámara se recuesta en un trozo de hielo en el mar Beaufort. (Anthony Pagano/USGS vía AP)

JUNEAU, Alaska, EE.UU. (AP) — Una pequeña aldea nativa en Alaska últimamente ha experimentado un auge turístico a medida que los osos polares pasan más tiempo en tierra que en el decreciente hielo ártico.

El año pasado, más de 2.000 personas visitaron la aldea de Kaktovik en el norte de Alaska, en la costa del mar de Beaufort, para ver a los osos en su hábitat natural, informó el lunes la Mesa de Energía estatal.

Antes de 2011, la aldea recibía menos de 50 visitantes por año, dijo Jennifer Reed, del Refugio Nacional de Vida Silvestre en el Ártico.

“Hoy hablamos de cientos y cientos de visitantes de todas partes del mundo cada año”, dijo Reed.

Era común ver los osos polares en el hielo sobre el mar cerca de Kaktovik, pero los habitantes advirtieron un cambio a partir de mediados de la década de los 1990. Había más osos en tierra y más hembras abrían guaridas en la tierra nevada en lugar del hielo.

Los biólogos del servicio de vida silvestre empezaron a recibir informes de crecientes números de osos polares en tierra a principios de los 2000, dijo Reed. A medida que crecía el interés general por los osos polares, más turistas empezaban a viajar a Kaktovik.

La mayoría de los turistas van durante el otoño, entre septiembre y diciembre, cuando la retracción del hielo obliga a los osos a pasar a tierra. Algunos quedan varados cerca de Kaktovik hasta que el mar vuelve a congelarse en octubre o noviembre.

Es en esa época que los residentes de Kaktovik matan tres ballenas boreales. Bruce Inglangasak, un cazador inupiaq que realiza tours para ver la vida silvestre, dijo que al principio los residentes temían la posible reacción de los turistas a la caza de ballenas.

“La comunidad temía que algunos activistas trataran de impedir la caza de ballenas, que hacemos para subsistir”, dijo Inglangasak. “Pero eso no sucede”.

En esta nota:
  • Alaska
  • Osos polares
  • Beaufort
  • hábitat natural