Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Foto: Complejo Arqueológico El Brujo

Foto: Complejo Arqueológico El Brujo

Mundo

Complejo arqueológico "El Brujo" preserva historia de Perú

Emblemática ruina que registra y conserva importantes obras y bienes que datan de hace unos 15,000 años

Por: Xinhua

Miles de turistas arriban a las ruinas con una antigüedad de 15,000 años. Foto: Complejo Arqueológico El Brujo

Miles de turistas arriban a las ruinas con una antigüedad de 15,000 años. Foto: Complejo Arqueológico El Brujo

LIMA.- Desde tempranas horas de la mañana, el complejo arqueológico "El Brujo", ubicado en el distrito Magdalena de Cao, en el norteño departamento de La Libertad, abre diariamente sus puertas a miles de turistas ansiosos de conocer la historia cultural del antiguo Perú.

Queridos hermanos y hermanas, he venido aquí desde aquellos lejanos tiempos, de la Era de Piscis, para ofrecerles paz, armonía y felicidad, y traerles un mensaje de amor de los dioses Mochica y de los sabios maestros y maestras de mi época, declama quien personifica en la entrada a la Señora de Cao.

 El fardo funerario de la Señora de Cao tiene muchos secretos que revelar. Foto: Complejo Arqueológico El Brujo

Se da así inicio a un recorrido por una emblemática ruina que registra y conserva importantes obras y bienes que datan de hace unos 15.000 años. 

Régulo Franco Jordán, arqueólogo y director del complejo arqueológico, sostuvo que a lo largo de la historia "todas las civilizaciones han pasado por aquí, han dejado sus restos aquí", lo que le hace pensar que "hay arqueología para todas las generaciones del futuro".

Durante un recorrido por la explanada casi desértica, Franco Jordán explicó a Xinhua que la historia milenaria de la cultura moche comenzó a ser desenterrada en 1986, cuando comenzaron las labores de excavación bajo la supervisión del entonces director de la Fundación Wiese, el banquero y filántropo peruano Guillermo "Pancho" Wiese. 

Celebración de la Señora de Cao en Perú.  Foto: Complejo Arqueológico El Brujo

En ese momento, gracias a unos "huaqueros" (saqueadores de tesoros arqueológicos) de la zona, dieron con un "friso moche" o figura de alto relieve de esa cultura, lo cual impactó porque "lo que se conocía (hasta ese entonces) era solamente pinturas y murales planos en otras huacas de Trujillo (ciudad capital de La Libertad)".

Esa huaca 'El Brujo' estaba totalmente enterrada, con pozo de 'huaqueros', telas por la superficie, cerámica, huesos humanos, saqueo de las tumbas, agregó.

El hallazgo trascendental ocurrió en 2005 en la "huaca" (lugar sagrado) "Cao Viejo", cuando se descubrió la momia de la Señora de Cao, mujer que fungió como una gran autoridad muy respetada y quien vivió alrededor del año 300 después de Cristo, durante la ocupación mochica en la región de la costa norte.

Según el investigador peruano, la Señora de Cao fue considerada una "semidiosa, una autoridad que gobernaba todo este valle del Chicama" hace unos 1.700 años.

La osamenta de la dama de élite, que presenta tatuajes aún visibles, está expuesta en el Museo Cao, construido dentro de "El Brujo" e inaugurado posteriormente en 2006.

Templo ceremonial que muestra a guerreros.

Estamos hablando de la primera mujer gobernante, científicamente descubierto, en América prehispánica. No hay otra evidencia similar en ningún otro país de América, apuntó Franco Jordán, quien narró otra serie de descubrimientos en torno a la cultura moche.

En ese sentido, mencionó "el templo ceremonial", donde "había una fachada principal hermosa" de entre 35 y 40 metros de altura, en la que se pueden observar prisioneros atados con una soga al cuello y guerreros "triunfadores" que llevan sus propias armas y las de los vencidos. 

Este es un cortejo de prisioneros y guerreros. Pero estos se encaminan hacia este espacio ceremonial, hacia una esquina, que le llamamos el recinto esquinero, subrayó el experto en referencia a uno de los altorrelieves denominado "el desfile de los cautivos".

Más adelante, los visitantes llegan al patio ceremonial superior, donde hay un hermoso mural con la cabeza de la divinidad principal de los moches, "Ai Apaec", dios de la montaña, a quien en otras escenas, cuando tiene el cuerpo entero, se le llama "el decapitador".

Este sector tiene mucha historia, porque acá el equipo de la Fundación Wiese descubrió en 1997 una gran tumba, de una autoridad de la sociedad moche. Se excavó durante siete meses, y el ataúd estaba vacío, añadió.

Al descender de la Huaca Cao Viejo, los turistas ingresan al Museo Cao, que está conformado por siete salas: "Todas las aguas", "5.000 años de historia", "Arquitectura del cosmos", "La sangre de las montañas", "Rituales de muerte", "El mundo de los ancestros" y "La Señora de Cao".

En la última sala se puede encontrar el cuerpo momificado de la poderosa mujer que lideró el valle del Chicama, la réplica de su rostro en tres dimensiones y varios de los accesorios que le pertenecieron.

El complejo arqueológico "El Brujo" tiene además un laboratorio que se encarga de monitorear las colecciones expuestas en el museo, como también los accesorios de reserva, es decir, todos los que no están expuestos al público. 

José Alba, encargado del laboratorio, dijo a Xinhua que el complejo cuenta con un almacén en el que se encuentran "restos y piezas (que) requieren distintos niveles de humedad y exposición a la luz".

Entonces, lo que nosotros realizamos constantemente es monitorear el ambiente de cada uno de estos depósitos en los cuales se encuentran estas piezas, detalló Alba, precisando que unas 30.000 piezas están resguardadas y unas 50 están en exhibición. 

Este complejo arqueológico, financiado por la Fundación Wiese, ha registrado un aumento en el número de visitantes cada año, especialmente a raíz del descubrimiento de la Señora de Cao.

En uno de los años llegamos a 51.350 visitantes, resaltó el arqueólogo Régulo Franco Jordán, quien aseguró que la meta es llegar a 60.000 visitantes "y de esa manera ir creciendo poco a poco". 


 

En esta nota:
  • Emblemática ruina
  • Complejo arqueológico
  • El Brujo
  • Magdalena de Cao
  • Historia cultural
  • Antiguo Perú