Mundo

Congresista propone crear cargos por terrorismo doméstico

Michael McCaul hizo referencia al caso de Mark Conditt, quien hizo explotar cinco paquetes bomba en Austin.

Por: EFE

Michael Mccaul. Foto: Archivo AP.

Michael Mccaul. Foto: Archivo AP.

Austin, Texas.- Un congresista por Texas, el republicano Michael McCaul, sugirió hoy crear cargos penales "por terrorismo doméstico" en casos como el de Mark Conditt, quien presuntamente mató dos personas e hirió cinco al hacer explotar cinco paquetes bomba en Austin, Texas, en las últimas semanas.

Conditt, que atemorizó a los habitantes de la capital texana con varias detonaciones, grabó una confesión poco antes de morir en la que se describió a sí mismo como un psicópata y no mostró remordimiento alguno, según relató McCaul en una rueda de prensa en Austin.

Mark Conditt. Foto: AP.

El congresista advirtió que si bien el Buró Federal de Investigaciones (FBI) sí contempla una definición para el terrorismo internacional, la cual permite aplicar los máximos cargos penales, "debería analizarse" si es posible ampliar esa definición a incidentes domésticos en los que no exista muestra de arrepentimiento.

"Se refería a sí mismo como un psicópata. No mostró ningún remordimiento, de hecho se cuestionó a sí mismo por qué no sentía ninguna culpa por lo que hizo", explicó McCaul a la prensa junto al alcalde de Austin, Steve Adler, y el jefe del Departamento de Policía, Brian Manley.

Hasta ahora, las autoridades locales habían revelado que el vídeo, de 25 minutos de duración, era una confesión grabada en la que Conditt proporcionó detalles sobre cómo elaboró las siete bombas que pretendía hacer estallar en la capital texana.

Foto: AP.

De los siete paquetes explosivos que menciona en la cinta, cinco explotaron, provocando la muerte de dos personas de origen afroamericano y varios heridos; una fue interceptada antes de explotar; y la restante fue con la que se quitó la vida la madrugada del 21 de marzo dentro de su vehículo al ser acorralado por la policía.

Sin embargo, el joven de 23 años, que se definió a sí mismo como un psicópata, no mencionó en esa grabación la motivación que le llevó a sembrar el caos en la ciudad sureña.

Foto: AP.

En este sentido, el miembro de la Cámara de Representantes de EEUU confirmó que no parecía haber nada en la confesión de Conditt que incluyera algún tipo de motivación racial, pero recordó que la investigación "sigue en curso".

Es difícil imaginar a alguien cuya mente está tan enferma que podrían cometer atentados como este y no sentir ningún remordimiento", añadió McCaul.

Por su parte, el alcalde de Austin destacó la cooperación entre las autoridades locales y federales, que llegaron a formar un equipo de 500 personas en total, ya que gracias a su "profesionalismo" devolvieron la tranquilidad a la comunidad, "especialmente en una ciudad que comenzaba a deshilacharse". 

En esta nota:
  • Texas
  • Michael McCaul
  • Cargos por terrrismo doméstico
  • Mark Conditt
  • Explosiones