Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Daniel Ortega pide cese de violencia en Nicaragua

El presidente se limitó esta vez a leer un corto comunicado, en el que llamó a "poner fin a la muerte y la destrucción. Que no se siga derramando sangre de hermanos"

Por: EFE

Daniel Ortega(EFE)

Daniel Ortega | EFE

Managua.- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, llamó hoy a "ponerle fin a la muerte" en su país, que atraviesa una crisis que ha cobrado al menos 52 vidas en 25 días, por medio de un inusual mensaje.

Ortega, quien suele dirigirse a la población con extensos y redundantes discursos emitidos en vivo, se limitó esta vez a leer un corto comunicado, en el que llamó a "poner fin a la muerte y la destrucción. Que no se siga derramando sangre de hermanos".

Decenas de nicaragüenses continuan con manifestaciones en Miami para expresar su rechazo al gobierno de Daniel Ortega.Foto:Agencias
Manifestación. Foto: Agencias

El llamado del presidente nicaragüense ocurrió mientras la población de la ciudad de Masaya, ubicada a 32 kilómetros al sureste de Managua, mantenía un combate de más de 14 horas contra la Policía Nacional, la oficialista Juventud Sandinista y grupos de choque afines a Ortega, que son conocidos como "turbas".

"La paz es el camino y la única puerta a la convivencia y el respeto para la tranquilidad y seguridad de todos. Le pedimos a Dios nos dé la fortaleza para alcanzarla", agregó el mandatario.

El mensaje de Ortega no tuvo efecto entre los manifestantes ni la Policía, y tampoco fue bien visto en la población nicaragüense, que utilizó las redes sociales para increparlo, pues lo acusan de ordenar una "masacre estudiantil", ya que la mayoría de las víctimas eran estudiantes universitarios.

Foto: Archivo AFP.
Foto: Archivo AFP.

Este sábado Nicaragua cumplió 25 días de una crisis, causada por multitudinarias manifestaciones a favor y en contra de Ortega, que iniciaron con protestas en rechazo a unas reformas a la seguridad social y que continuaron debido a las víctimas mortales de los actos de represión.

El pasado viernes la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) le dio a Ortega tres días para demostrar "signos creíbles de su voluntad" para participar en un diálogo nacional que resuelva la crisis, antes de anunciar si continúa siendo mediadora en eventuales acuerdos.

En esta nota: