Selecciona tu región
Mundo

Desarrollan modelos para rastrear el aislamiento ecológico de la Antártida

Estos modelos oceánicos innovadores muestran que las grandes olas generadas durante las tormentas son suficientes para anular los fuertes vientos del oeste

Por Xinhua

-

Sidney.- Al mapear el viaje de unas algas marinas que llegaron a una playa antártica, los científicos australianos han demostrado que el helado continente meridional no está tan aislado como se creía.

Leer también: Candidato al Senado de Arizona mató a su madre en 1963 

Según la investigación publicada el martes, las algas marinas arrastradas hasta la orilla antártica viajaron más de 20.000 kilómetros, quedando registrado como el evento de rafting biológico más largo conocido.

Foto AFP

Leer también: Edificio colapsa y creen que hay 12 atrapados en escombros

Estos modelos oceánicos innovadores muestran que las grandes olas generadas durante las tormentas son suficientes para anular los fuertes vientos del oeste así como las corrientes superficiales que anteriormente se pensaba que conducían objetos flotantes hacia el norte o lejos de la Antártida, según explica la Dra. Adele Morrison, a la cabeza de los análisis oceanográficos.

Este hallazgo muestra que las plantas y animales vivos pueden llegar a la Antártida a través del océano, con especies marinas templadas y subantárticas probablemente arribando a las costas antárticas constantemente, según el autor principal del estudio, Dr. Ceridwen Fraser, de la Universidad Nacional Australiana.

Foto AFP

Con partes de la Antártida presentando uno de los calentamientos más rápidos del mundo, esto significa que con el cambio de clima del continente es posible que las plantas y animales que llegan hasta allí se establezcan tan pronto como el entorno sea lo suficientemente hospitalario.

Estos son periplos asombrosos, pero también preocupantes. Muestran que los ecosistemas antárticos podrían ser más vulnerables al calentamiento global de lo que habíamos imaginado

Las muestras de ADN extraídas de las algas revelaron que uno de los especímenes se desplazó desde las islas Kerguelen y otro desde Georgia del Sur.

Foto AFP

Al incorporar el movimiento superficial impulsado por las olas, que es especialmente pronunciado durante las tormentas, de repente algunas de estas balsas biológicas alcanzaban la costa antártica

Los modelos de movimiento superficial impulsado por las olas también tienen implicaciones importantes para la forma en la que los expertos rastrean otros materiales flotantes en el océano, como plásticos y restos de aviones.

Foto AFP

El Dr. Erasmo Macaya, investigador chileno de la Universidad de Concepción y Centro IDEAL, fue el primero en prestar atención a estas algas, y supo inmediatamente que había encontrado algo significativo.

"Cuando vi este alga flotante, quelpo de toro meridional, supe que era importante. Este alga no crece en la Antártida pero sabemos que puede flotar y actuar como una balsa que transporta muchas otras plantas y animales intermareales a través de los océanos", dijo Macaya.

"Si esas balsas pueden llegar tan lejos, podríamos ver pronto grandes cambios en los ecosistemas intermareales de la Antártida", afirmó el investigador.

Síguenos en

Temas

  • Antártida
  • Modelos Ecológicos Antártida
  • Científicos Antártida
Más sobre este tema