Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Foto: AFP

Foto: AFP

Mundo

Florida es el "hazmerreír" por problemas electorales 

Un juez federal asegura que la ley estatal para el recuento de votos parece violar el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos

Por: AP

El juez federal ventiló su enojo hacia los legisladores estatales y los funcionarios del condado de Palm Beach. Foto: AFP

El juez federal ventiló su enojo hacia los legisladores estatales y los funcionarios del condado de Palm Beach. Foto: AFP

TALLAHASSEE, Florida, EE.UU.- Un juez federal criticó el jueves a Florida por no prever reiteradamente problemas electorales y dijo que la ley estatal para el recuento parece violar el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos que decidió la presidencia en el 2000.  

El juez federal de distrito Mark Walker también rechazó la petición de aplazar para más adelante en el día el límite para que todos los condados del estado presenten los resultados de un recuento efectuado con máquinas de las elecciones en Estados Unidos. 

Recuento de votos en Estados Unidos. | AFP

Hemos sido el hazmerreír del mundo, elección tras elección, y elegimos no solucionar esto, dijo Walker en la corte.  

Walker ventiló su enojo hacia los legisladores estatales y los funcionarios del condado de Palm Beach, diciendo que debieron haberse asegurado de tener equipo suficiente listo para lidiar con este tipo de recuento. Sin embargo, dijo que no podía aplazar el tiempo límite para el recuento porque no sabía cuándo terminaría el condado Palm Beach con su trabajo.  

Esta corte deberá ser capaz de encontrar una solución a sabiendas de que no será en vano, escribió Walker en su dictamen en el que rechazó la petición de los demócratas. No puede hacerlo con estos antecedentes. Esta corte no tiene y no fabricará una solución a oscuras.  

Elecciones en Estados Unidos. Foto: AFP

El problema principal fue creado por la legislatura de Florida, que Walker dijo aprobó una ley de recuento que parece contraponerse al dictamen de 2000 de Bush contra Gore, al fijar procedimientos que no prevén la posibilidad de que haya problemas.  

Los 67 condados de Florida tenían hasta las 3 de la tarde del jueves para terminar los recuentos que determinarían al próximo senador y gobernador en uno de los territorios políticos más debatidos de Estados Unidos.

Los funcionarios estatales tenían que publicar los resultados más adelante en el día.  

Más de una semana después de la elección, parece poco probable que haya una solución rápida.  
Una vez que esté completo el recuento a máquina, la ley estatal requiere una revisión a mano de las contiendas con márgenes de diferencia de 0,25% o menos.

Eso casi asegura otro recuento para la contienda al Senado, en donde los resultados no oficiales muestran que el gobernador republicano va por delante de Bill Nelson por 0,14%.  

Además, la elección no será certificada hasta el martes, aunque el recuento con máquinas prácticamente ofrezca un resultado para la contienda a la gobernación, en donde el republicano Ron DeSantis aventaja al demócrata Andrew Gillum por 0,41 puntos porcentuales según resultados no oficiales.  

Los eventos generan frustración entre demócratas y republicanos por igual. Los demócratas quieren que los funcionarios estatales hagan lo que sea necesario para asegurar que cualquier voto válido sea contado.

Los republicanos, incluido el presidente Donald Trump, han argumentado sin evidencia que el fraude electoral amenaza las contiendas del Partido Republicano.  

En el 2000, tras un intenso recuento en Florida y un fallo de la Corte Suprema, George W. Bush ganó la presidencia sobre el demócrata Al Gore por un margen de sólo 537 votos electorales.  


 

En esta nota: