Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

El cáncer amenazaba a ella y a su bebé, pero luchó por su hija

Tracey era una sobreviviente del cáncer, decidió embarazarse y los síntomas reaparecieron en la semana 28; en esta ocasión, era terminal, sacaron a su bebé pesando 900 gramos

Por: El Debate

El cáncer amenazaba a ella y a su bebé, pero lucho por su hija. Foto ilustrativa: Pxhere

El cáncer amenazaba a ella y a su bebé, pero lucho por su hija. Foto ilustrativa: Pxhere

Tracey perdió la vida a los 33 años de edad, era una sobreviviente del cáncer, pero regresó de manera terminal y cuando ella esperaba a su bebé de 28 semanas.

El cáncer de mama terminó por ganar la batalla, los síntomas aparecieron cuando ella se encontraba embarazada y debido a lo letal de la enfermedad, fue sometida a una cesárea a las 28 semanas de gestación.

El cáncer amenazaba a ella y a su bebé, pero lucho por su hija. Foto ilustrativa: Wikipedia

La mujer recibió el diagnóstico de cáncer en el año 2016, fue sometida a una mastectomía, quimioterapia y radioterapia.

Se quedó embarazada y estábamos absolutamente eufóricos porque no pensamos que eso sucedería, reveló su esposo Steven.

Estaban viviendo felizmente el embarazo cuando los síntomas de la enfermedad regresaron. Las malas noticias llegaron a las 24 semanas de gestación.

Le dieron de tres a seis meses pero, Tracey nunca se dio por vencida y siempre peleaba.

Fue a las 28 semanas de embarazo cuando la mujer presentó convulsiones y fue necesario realizar una cesárea para salvar a su pequeña.

El cáncer amenazaba a ella y a su bebé, pero lucho por su hija. Foto ilustrativa: Pixabay

Dijeron que tal vez no despertara de la cesárea, pero afortunadamente lo logró.

Según Metro, poco después de una semana, Tracey y Steven se casaron en el hospital. Días después de la bella ceremonia, Tracey murió.

No se lo merecía. Ella solo quería vivir.

En esta nota: