Mundo

Su madre los tenía entre heces, con piojos, sarna y quemaduras

La policía de Arizona y agentes del SWAT no podían creer las condiciones en la que estaban los tres niños

Por: Diana Hurtado

Sara Jean fue detenida tras encontrar a los pequeños en condiciones inhumanas. Foto: Cottonwood Arizona Police Department

Sara Jean fue detenida tras encontrar a los pequeños en condiciones inhumanas. Foto: Cottonwood Arizona Police Department

Arizona.- Hoy se cumplen dos meses del escalofriante y cruel hallazgo de 13 hermanos que permanecían secuestrados en la casa de sus padres en un poblado de California.

Louise y David Turpin tenían a sus trece hijos en condiciones inhumanas: los encadenaban como castigo, no iban a la escuela, sin comida y entre olores pestilentes. Ambos fueron acusado de 38 cargos judiciales como abuso infantil, tortura y detención ilegal.

Los trece hermanos que fueron rescatados en California. 

Encuentran a tres niños con sarna, piojos y llagas

Dos meses después, otro suceso similar ha estremecido a los residentes de Cottonwood, en Arizona, luego de que las autoridades encontraran a tres niños viviendo en condiciones nefastas, entre basura y heces.

El caso fue catalogado como “uno de los peores casos de negligencia infantil que los oficiales han visto”.

La presunta responsable, quien ya fue detenida, es Sarah Jean, de 32 años de edad. Enfrenta cargos graves por poner en peligro a sus propios hijos, negligencia con un menor de edad, abuso infantil y posesión de drogas.

El interior de la casa donde vivían los tres niños, en condiciones inhumanas. Foto del Facebook de Cottonwood Arizona Police Department

Los menores vivían en "una casa de drogadictos"

Todo ocurrió el pasado 10 de marzo cuando hasta los agentes del Equipo de Tácticas Especiales (SWAT) de la Policía de Cottonwood procedieron a realizar un cateo derivado de una orden de registro, en una vivienda de Esterday.

Los policías describieron el lugar como “una casa abandonada usada por drogadictos”.

Y el infierno que vivían los pequeños era notorio: no tenían agua, ni electricidad, excepto en una salida donde se conectaban varias extensiones de cables.

Y eso no era todo, había grandes cantidades de escombros, vidrios rotos, basura, comida en estado de descomposición y heces por todas partes.

“Los tres hijos de la sospechosa, todos menores de 5 años, fueron encontrados viviendo en estas condiciones deplorables”, indicó Mónica Kuhlt, vocera de la policía.

Los niños fueron transportados al Centro Médico Verde Valley para su tratamiento, evaluación e higiene. Se encontró que los niños sufrían erupciones, tenían piojos, quemaduras, llagas abiertas, sarna y se observó que estaban cubiertos de heces.

En esta nota:
  • Arizona
  • Tres niños
  • Cottonwood
  • Heces
  • Detenida