Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Despido de Tillerson es visto como negligencia en África

La salida de Tillerson es un profundo indicador de la actitud menos que positiva de Trump hacia el continente, de acuerdo con algunas personas

Por: AP

El secretario de Estado Rex Tillerson participa en una conferencia de prensa con el ministro de Relaciones Exteriores de Etiopía Workneh Gebeyehu, el jueves 8 de marzo de 2018 en Adís Abeba, Etiopía. (Jonathan Ernst/Pool vía AP)

El secretario de Estado Rex Tillerson participa en una conferencia de prensa con el ministro de Relaciones Exteriores de Etiopía Workneh Gebeyehu, el jueves 8 de marzo de 2018 en Adís Abeba, Etiopía. (Jonathan Ernst/Pool vía AP)

KAMPALA, Uganda (AP) — Al preguntarles lo que piensan sobre el presidente estadounidense Donald Trump, los africanos solo mueven la cabeza. Ese sentimiento de indiferencia parece haberse profundizado luego de que el mandatario despidió a su secretario de Estado Rex Tillerson mientras se encontraba en su primera gira por África la semana pasada.

La visita de Tillerson fue vista como una oferta de paz por parte de Trump después del alboroto por sus comentarios vulgares sobre las naciones africanas y por la negligencia de su gobierno en el segundo continente más poblado del mundo. El ex secretario de Estado había sido visto como una influencia moderadora sobre Trump y había chocado con el presidente en varias cuestiones de política exterior.

Ahora, muchos africanos tienen aun menos expectativas sobre Trump. El presidente estadounidense ha mencionado en raras ocasiones sus prioridades para un continente donde gran parte de sus más de 50 países han dependido del apoyo de Estados Unidos para cualquier aspecto, desde atención médica hasta seguridad.

El viaje de Tillerson a África, incluida una visita a la sede de la Unión Africana, había sido visto como un intento para reparar el daño ocasionado por Trump en las relaciones entre ambos. Tras el despido de Tillerson como secretario de Estado, algunos en África sienten que empiezan desde cero con el gobierno de Trump.

La salida de Tillerson es un profundo indicador de la actitud menos que positiva de Trump hacia el continente, de acuerdo con algunas personas.

“Eso, en mi opinión, es hacer más grave la herida”, dijo Ted Alemayhu, un estadounidense nacido en Etiopía que se postuló para representar al 39no Distrito de California en el Congreso.

En África, Tillerson trató de proyectar una imagen más positiva del continente y dijo que su rápido crecimiento económico y poblacional significaba que su futuro está relacionado cada vez más con el de Estados Unidos.

Tillerson visitó algunas de las economías más prominentes de África como la de Nigeria, Kenia y Etiopía. Destacó los problemas en materia de seguridad de Estados Unidos durante su estancia en Chad y Yibuti, donde se encuentra una base militar estadounidense.

El ex secretario buscó asegurarle a las naciones africanas que la ayuda continuaría incluso si el gobierno de Trump continúa con sus profundos recortes a la ayuda exterior y anunció al término de su gira que se destinarían 533 millones de dólares para la ayuda humanitaria en países como Sudán del Sur y Nigeria.

En esta nota: