Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Su hija marcó para decir adiós, cortó para que no escuchara su dolor

“Corto mamá porque no quiero que sientas mis gritos cuando estoy muriendo”, fueron las últimas palabras que escuchó de su hija que se encontraba en medio de un incendio

Por: Sheila Guzmán

Su hija marcó para decir adiós, cortó para que no escuchara su dolor. Foto: AFP

Su hija marcó para decir adiós, cortó para que no escuchara su dolor. Foto: AFP

Inglaterra.- El 14 de junio de 2017 marcó para siempre la vida de una madre, quien escuchó por última vez la voz de su hija antes de morir, ella se encontraba en medio de un incendio en la Grenfell Tower de Londres.

El incendio fue devastador, dejó 72 muertos, entre ellos, su hija, la cual alcanzó a llamar para decir adiós y cortó la llamada para que no escuchara su dolor antes de morir.

Ahora la Grenfell Tower está cubierta por lonas blancas y en lo más alto resalta un corazón verde con la leyenda “Grenfell- forever in our hearts” (Grenfell por siempre en nuestros corazones).

 

La torre de viviendas ubicada en Norh Kensington constaba de 24 pisos, los cuales se vieron cubiertos de fuego ese 14 de junio de 2017.

Se dio a conocer que después del siniestro no hubo ninguna detención, que los resguardos contra incendios fueron ignorados y el revestimiento colocado recientemente en la fachada era de material inflamable.

La organización Justice4Grenfell denunció también que los bomberos ordenaron a las personas quedarse en sus hogares cuando no podían controlar el incendio.

Su hija marcó para decir adiós, cortó para que no escuchara su dolor. Foto: AFP

Gloria de 26 años murió en ese edificio junto a su novio Marco y llamó a su madre, Emanuela para un desgarrador adiós.

"Gloria me llamó cuando las llamas avanzaban. Me dijo:'Ahora me tiro por la ventana, te juro que el fuego ya está acá, en el comedor. No puede ser el fin, no puedo terminar así", relató Emanuela.

Mi hija dijo las últimas y terribles palabras que escuché de su boca: 'Me duele por ustedes mamá pero voy a cortar. No quiero que escuches mis gritos cuando esté muriendo'.

22 minutos duró la última llamada de Gloria. Foto: AFP

Fueron 22 minutos que Emanuela pudo escuchar a su hija por última vez, 22 minutos de profundo dolor, Gloria estaba preocupada, les pedía ser fuertes, informó DPA.

Me dijo que sólo quería desmayarse y no sentir más nada. Y me rogó que estuviéramos fuertes después del final.

Ese fue su último adiós, tan solo una de las 72 desgarradoras historias de las víctimas de ese incendio.

En esta nota: