Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Inspectores de armas químicas de la ONU llegan a Siria

El presunto ataque con gas, que los activistas sirios dicen que mató a más de 40 personas, provocó ataques punitivos de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia

Por: AP

Foto: AP

Foto: AP

Beirut, Líbano.- Inspectores internacionales han ingresado a la ciudad siria donde se realizó un presunto ataque químico a principios de este mes, informaron medios estatales sirios el martes, después de esperar días en la capital para obtener permiso de las autoridades sirias y rusas.

Foto: AP

La misión de investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas está investigando informes de que las fuerzas gubernamentales lanzaron un ataque químico el 7 de abril en las etapas finales de su lucha para recuperar la ciudad de Duma de los rebeldes. El presunto ataque con gas, que los activistas sirios dicen que mató a más de 40 personas, provocó ataques punitivos de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia.

Siria y su aliada Rusia niegan cualquier ataque químico y los funcionarios rusos han acusado a Gran Bretaña de organizar un ataque químico "falso". La primera ministra británica Theresa May dice que Siria y Rusia, cuyas fuerzas ahora controlan la ciudad al este de Damasco, están tratando de ocultar las pruebas.

A los periodistas se les permitió el acceso a los sitios de ataque sospechoso el lunes, pero la OPCW dijo que las autoridades sirias y rusas bloquearon a los inspectores.

Foto: AP

The Associated Press habló con sobrevivientes y testigos que describieron haber sido golpeados por gas. Muchos dijeron que un extraño olor comenzó a extenderse y la gente gritó:

¡Es cloro! ¡Es cloro!

Estados Unidos y Francia dicen que tienen pruebas de que las fuerzas del presidente sirio Bashar Assad usaron gas venenoso en el ataque, pero no han presentado ninguna prueba, incluso después de los ataques con misiles punitivos del sábado.

Duma fue la última ciudad controlada por rebeldes cerca de Damasco, y el objetivo de una ofensiva gubernamental en febrero y marzo que mató a cientos de personas y desplazó a decenas de miles. Horas después del presunto ataque químico, la facción rebelde que controlaba la ciudad, el Ejército del Islam cedió y fue evacuada junto con miles de residentes.

Foto: AP

La visita al sitio se produjo horas después de los informes de más ataques aéreos internacionales contra instalaciones militares sirias. Posteriormente, el ejército sirio dijo que una falsa alarma desencadenó los sistemas de defensa antiaérea el martes temprano, retrayendo los informes anteriores de una "agresión exterior" previa al amanecer en sus aeródromos en la región central de Homs y un suburbio de Damasco.

El Pentágono negó cualquier actividad militar estadounidense en el área. No hubo comentarios de Israel, que realiza a menudo ataques aéreos en Siria, pero rara vez los reconoce.

Las explosiones se escucharon en las áreas de las dos bases, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, que monitorea el conflicto a través de una red de fuentes dentro del país. Pero dijo que ningún misil aterrizó dentro de las bases.

Foto: AP

A principios de este mes, cuatro militares iraníes murieron en un ataque aéreo en la base aérea T4 de Siria, también en Homs. Siria y sus principales aliados, Irán y Rusia, culparon a Israel por ese ataque. Israel no confirmó ni negó las acusaciones.

La falta de acceso a Duma dejó preguntas sin respuesta sobre el ataque a principios de este mes. El Director General de la OPCW, Ahmet Uzumcu, dijo que funcionarios sirios y rusos citaron "asuntos de seguridad pendientes" para evitar que sus inspectores lleguen a Duma.

"El equipo aún no se ha desplegado a Duma", dijo Uzumcu en una reunión del consejo ejecutivo de la OPAQ en La Haya el lunes.

Foto: AP

En cambio, las autoridades sirias les ofrecieron 22 personas para entrevistarse como testigos, dijo, y agregó que esperaba que "se hagan todos los arreglos necesarios ... para permitir que el equipo se despliegue a Duma lo antes posible".

Previamente el lunes, el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, dijo que los inspectores no podían ir al sitio porque necesitaban la aprobación del Departamento de Seguridad de las Naciones Unidas. Negó que Rusia estuviera obstaculizando la misión y sugirió que la aprobación se suspendió debido a los ataques aéreos occidentales.

Sin embargo, el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric dijo que las Naciones Unidas habían proporcionado todas las autorizaciones necesarias para que el equipo visitara Duma.

El lunes, la AP visitó un refugio subterráneo de dos habitaciones donde Khaled Mahmoud Nuseir dijo que 47 personas murieron, incluida su esposa embarazada y sus dos hijas, Qamar de 18 meses y Nour de 2 años y medio. Un extraño olor persistió, nueve días después del ataque.

Foto: AP

Nuseir, de 25 años, dijo que huyó del refugio a una clínica cercana y se desmayó. Después de que fue revivido, regresó al refugio y encontró a su esposa e hijas muertas, con espuma saliendo de sus bocas.

Él y otros dos residentes acusaron al Ejército rebelde del Islam de llevar a cabo el ataque. Mientras hablaban, las tropas del gobierno estaban cerca pero fuera del alcance del oído. Nuseir dijo que se encontró un cilindro que goteaba el gas venenoso, y agregó que no creía que se hubiera caído del aire porque aún se veía intacto.

Por separado, AP habló con un médico que estaba entre los que más tarde fueron evacuados al norte de Siria. Ahmed Abed al-Nafaa dijo que había helicópteros volando antes del ataque y que cuando llegó al sitio, la gente gritaba "cloro". Dijo que trató de entrar al refugio pero que se sintió invadido por un fuerte olor a cloro y sus camaradas lo sacaron.

En esta nota: