Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Argentina recuerda a desaparecidos y verdugos con marcha

En el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, que conmemora el 42 aniversario del golpe de Estado de 1976

Por: EFE

La marcha contó con la presencia del líder de Podemos, Pablo Iglesias. Foto: Twitter @Pablo_Iglesias_

La marcha contó con la presencia del líder de Podemos, Pablo Iglesias. Foto: Twitter @Pablo_Iglesias_

Buenos Aires.- Buenos Aires vivió hoy una multitudinaria marcha en recuerdo de las víctimas de la última dictadura y donde estuvo muy presente la exigencia de justicia para sus verdugos tras las excarcelaciones de los últimos tiempos, y que contó con la presencia del líder de Podemos, Pablo Iglesias.

En el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, que conmemora el 42 aniversario del golpe de Estado de 1976 que instauró un Gobierno de facto hasta 1983, numerosas organizaciones encabezadas por las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo llenaron con decenas de miles de personas el lugar que les da nombre y donde se unieron causas del pasado con otras mucho más actuales.

Foto: Twitter @Pablo_Iglesias_

Estamos con las banderas de los 30 mil (el número de fallecidos que calculan los organismos de derechos humanos) en alto, bramó a sus 87 años Taty Almeida, una de las Madres históricas que perdió a su hijo en 1975 y que, como muchas otras víctimas, jamás volvió a aparecer.

Almeida afirmó que el principal motivo de cada 24 de marzo es la presencia como nunca de sus hijos y el rechazo al golpe cívico, militar y clerical, aunque también quiso dejar claro que se movilizaban contra el ajuste, la represión y la impunidad de un Gobierno, presidido por Mauricio Macri, que vulnera los derechos del pueblo.

Repudiamos que ningún genocida ande suelto, fue una de las referencias de la octogenaria activista a las prisiones domiciliarias concedidas recientemente por la Justicia a represores condenados, por motivos de salud, y que han reavivado las protestas y el debate acerca de la dictadura.

Foto: Twitter @Pablo_Iglesias_

Almeida también advirtió del negacionismo que cree que se vuelve a intentar instalar en la sociedad, porque detrás de él está el olvido, y detrás del olvido el intento de desmovilizarles.

En un acto en el que algunos de los oradores tuvieron guiños hacia los Gobiernos kirchneristas, en los que comenzaron buena parte de juicios por crímenes de lesa humanidad tras la anulación de la ley de Punto Final, los congregados también ovacionaron a Pablo Iglesias, que no obstante no tomó la palabra.

El secretario general de Podemos declaró ante la prensa que el argentino es un pueblo que ha sabido dar una lección a nivel mundial de lo que representa la lucha por la memoria histórica, y deseó que ojalá en España se pudieran sentar en el banquillo de los acusados y tuvieran un juicio justo los responsables de torturas y de desapariciones.

Marcha en Argentina. Foto: AFP.

El político explicó que había sido invitado a la marcha por los organizadores y activistas de derechos humanos, a los que dirigió un agradecimiento de todas las familias españolas que gracias a la justicia argentina pudieron iniciar un camino de reparación.

El trabajo de asociaciones de memoria histórica tiene mucho que agradecer en Argentina y mis palabras hoy van a ser de agradecimiento hacia un pueblo hermano de España que siempre ha sabido acoger y respetar a nuestros compatriotas", finalizó Iglesias.

Estela de Carlotto, la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, organización dedicada a desvelar la identidad de hijos de padres asesinados por la dictadura y apropiados por miembros de esta, se dirigió al Gobierno para asegurar que no permitirán ni un retroceso en memoria, verdad y justicia.

Marcha en Argentina. Foto: AP.

Ni un paso atrás. Ni un genocida suelto, dijo la activista, también de 87 años, que expuso que desde la formación de las Abuelas ya se han recuperado 127 nietos, entre ellos el suyo, en 2014, aunque recordó que aún son cientos los hombres y mujeres que desconocen su identidad y su apropiación por los asesinos de sus padres.

Carlotto reiteró la necesidad de su organización de que aquellas personas que crean que pueden estar en esa situación, con secretos familiares guardados bajo siete llaves, acudan a realizarse las pruebas de ADN que emplean para restituir la identidad de los niños apropiados, que hoy rondan los 40 años.

Anímense a decir lo que saben porque detrás de ese rumor puede estar la libertad de uno de nuestros nietos", pidió.

En esta nota: