Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Monsanto, nombre controvertido y multinacional floreciente

Monsanto emplea actualmente a unas 20.000 personas en todo el mundo

Por: AFP .

Monsanto, nombre controvertido y multinacional floreciente(AFP)

Monsanto, nombre controvertido y multinacional floreciente | AFP

Un nombre controvertido, beneficios florecientes: ese es el retrato del gigante agroquímico estadounidense Monsanto, que deberá pagar cerca de 290 millones de dólares a un jardinero estadounidense por no haber informado sobre la peligrosidad de su herbicida Roundup. 

Leer también: Protegerán a flamencos por medio de rastreadores

Nada ilustra mejor la buena salud financiera de Monsanto -cuyo beneficio neto en 2017 superó los 2.000 millones de dólares, con una cifra de negocios de cerca de 15.000 millones- que los esfuerzos desplegados por el grupo químico y de farmacia alemán Bayer con el objetivo de comprarla en junio pasado. 

Foto AFP

Leer también: Jardinero con cáncer terminal gana juicio; le pagarán US $289 millones

Después de haber elevado tres veces su oferta, Bayer finalmente puso sobre la mesa más de 60.000 millones de dólares para adquirir a una empresa denominada "Monsatan" o "Mutanto" por sus detractores, debido a que ella encarna todos los excesos de la agroquímica.

Una vez concluida la megafusión, el grupo alemán rápidamente hizo saber que la marca Monsanto debería de ser abandonada.

Creada en 1901 en Saint-Louis, en Misuri (centro), Monsanto produjo en primer lugar la sacarina, un famoso y poderoso edulcorante, y a partir de los años 1940 se lanzó en la agroquímica. 

Dewayne Johnson recibirá casi 290 millones de dólares de Monsanto, a la que demandó porque su herbicida, que usó en un trabajo en una escuela, tiene una sustancia cancerígena. Foto AFP

La empresa estuvo asociada a la fabricación, junto a otros grupos químicos, del desfoliante conocido como "Agente Naranja", utilizado masivamente por las fuerzas armadas estadounidenses durante la guerra de Vietnam. 

En 1976 Monsanto lanzó su polémico herbicida Roundup y luego puso a punto la primera célula de una planta modificada genéticamente, antes de especializarse en estos productos transgénicos (OGM).

Las primeras semillas genéticamente modificadas, concebidas para resistir al Roundup, comenzaron a ser fabricadas en la década de 1990. 

"Basándose en pruebas científicas, evaluaciones reglamentarias a escala mundial y décadas de experiencia práctica del uso del glifosato, Bayer estima que el glifosato es seguro y no cancerígeno", declaró un portavoz del grupo alemán. AFP

El Roundup contiene glifosato, una muy polémica sustancia que ha sido objeto de estudios científicos contradictorios sobre su carácter cancerígeno.

El glifosato es el herbicida más utilizado en el mundo bajo distintas marcas, desde que la patente detentada por Monsanto pasó al dominio público en el 2000, y es además acusado de ser nefasto para el medioambiente y de contribuir a la desaparición de las abejas, así como de ser perjudicial para el sistema endócrino.

"Ecocida"

Antes de su condena el viernes por un tribunal de San Francisco, una sentencia que piensa apelar, Monsanto había alcanzado en 2012 un arreglo amistoso para pagar 93 millones de dólares con Nitro, una localidad de Virginia Occidental, por ocasionar perjuicios a la salud de sus habitantes. 

Foto Archivo/EFE

En Nitro había funcionado, en los años 50 y 60, una planta que elaboraba el ingrediente principal del Agente Naranja. Los responsables de la municipalidad acusaron a esa planta de ser la causa de los problemas de salud de sus residentes.

En Francia, la justicia condenó en apelación en septiembre de 2015 al grupo estadounidense a indemnizar a un agricultor intoxicado en 2004 por los vapores emanados de otro producto de Monsanto, el Lasso, cuyo uso fue luego prohibido en varios países. 

Foto Archivo/EFE

La autorización de los cultivos OGM por la Unión Europea levantó polémica, controversias y batallas jurídicas en estos últimos veinte años. En Estados Unidos, la empresa salió airosa de numerosos procesos iniciados por agricultores contra las semillas transgénicas.

En 2017, un tribunal ciudadano informal integrado por cinco jueces profesionales y constituido en la ciudad holandesa de La Haya, halló a Monsanto culpable de violaciones a los derechos humanos y del crimen de "ecocidio". 

Foto Archivo/EFE

El fallo de este "Tribunal Monsanto" consideró que "las actividades (de la empresa) causan daños a los suelos, al agua y de manera general al medio ambiente".

El grupo denunció una "puesta en escena (...) antitecnología agrícola y antiMonsanto" y negó que existieran pruebas científicas reales en su contra.

Monsanto emplea actualmente a unas 20.000 personas en todo el mundo

En esta nota:
  • Monsanto
  • Polémica Monsanto
  • Demanda Monsanto