Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Stefany ya no esta desaparecida. Un perro llevaba su cabeza

El cráneo de la joven de 28 años de edad, fueron localizados por un conductor quien manejaba una 4x4

Por: El Debate

Recientemente se localizó la cabeza de la mujer, un perro la llevaba en su hocicó.(Imagen temática. Foto: Digital Guerrero)

Recientemente se localizó la cabeza de la mujer, un perro la llevaba en su hocicó. | Imagen temática. Foto: Digital Guerrero

El cuerpo descuartizado de una joven, fueron localizados en varios puntos de una montaña en Bebedero de Escazú, recientemente se localizó la cabeza de la mujer, un perro la llevaba en su hocico.

El torso, las piernas, el brazo izquierdo y la cabeza de Stefany Paola “N”, fueron esparcidos por la montaña, cuando las autoridades dieron con ella, lo llevaba en su hocico una perra llamada Bonita, de raza Stafford terrier.

El hallazgo más reciente lo hizo un lugareño que encontró la cabeza de la mujer a un lado de una solitaria calle, fuentes confidenciales mencionaron que, la madrugada de este jueves, un pick-up gris subió la pendiente que hay en la zona y se estacionó a un lado de donde estaba colocado el cráneo.

Imagen ilustrativa. Foto: Digital Guerrero

El cráneo de la joven de 28 años de edad, fueron localizados por un conductor quien manejaba una 4x4, tenía la puerta abierta, vestía unos jeans y estaba encapuchado con suéter de gorro, se mostraba nervioso, inclusive le hizo señas a un vecino como para que no se arrimara adonde se encontraba con el carro encendido.

El testigo, quien por seguridad no se identificó, aseguró que no le hizo caso y siguió subiendo la cuesta.

Cuando estaba por llegar donde él, el desconocido misterioso le señaló con su brazo izquierdo a un lado, justo donde se encontraban los restos óseos, luego se marchó y dejó al lugareño solo.

Imagen ilustrativa. Foto: Digital Guerrero

Posteriormente encontraron el cráneo, que tenía una fractura considerable en la parte trasera, posiblemente hecha con un objeto contuso y otro agujero en la coronilla, que se trataría de un balazo.

Todas las partes del cuerpo, junto con el cráneo, son analizadas por médicos forenses para determinar si los cortes los hicieron mientras la mujer seguía con vida y con qué objeto la desmembraron, así como la causa del deceso. Según lo informo el portal de noticias La Prensa.

El terrorífico hallazgo fue detallado por Walter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), quien informó que:

Imagen ilustrativa. Foto: Pixabay

“En la tarde se recibió reporte de hallazgo del brazo de una persona ubicado en Bebedero, Escazú, hicimos levantamiento del miembro y, luego de una inspección, nos permitió localizar el torso de una femenina y las dos piernas que estaban separadas del torso, que fueron cortadas con una herramienta”.

Luego ubicamos la cabeza y los restos cadavéricos que tenían varios tatuajes, por lo que pudimos identificar a la víctima, quien era oriunda de Pérez Zeledón y residía en el sector central de San José, nos falta por ubicar el brazo derecho, el cadáver tiene 3 o 4 días de muerte”, explicó.

El director de dicha organización, informó que un vecino cercano de donde estaba el torso observó cuando la perra trasladaba el brazo.

“El brazo tiene algunos tatuajes, unos en forma de corazón en sus dedos, un ancla con nombres y tatuajes de color por el proceso en que está, eso nos permitió identificar a la persona que no tenía antecedentes. En algún momento trabajó en una empresa de seguridad y no parece que sea el sitio del homicidio, ahí fue donde lanzaron las extremidades y el torso, ahora lo importante es que logramos identificar a la persona”, recalcó.

En esta nota: