Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Niño es golpeado por su padre hasta morir

El hombre habría obligado al pequeño de solo dos años a consumir cocaína antes de golpearlo

Por: El Debate

Foto ilustrativa(Archivo)

Foto ilustrativa | Archivo

Northampton, Inglaterra.- Un niño de solo dos años de edad habría sido golpeado por su padre, un presunto narcotraficante, hasta morir.

De acuerdo a medios locales, en diciembre de 2017, Raphael, de 31 años, habría obligado a su hijo Dylan a consumir cocaína, y después lo habría golpeado brutalmente.

Dos horas más tarde, Rapahel solicitó una ambulancia, que llegó momentos después y atendió al niño de dos años, quien se encontraba inconsciente.

El menor fue trasladado al hospital, donde murió media hora después de su ingreso.

La autopsia del niño reveló que tenía múltiples cortes en el hígado y había sufrido una hemorragia interna; además se pudieron encontrar huellas de fracturas de costillas que habían ocurrido semanas antes de la muerte del pequeño.

Peter Sidebotham, toxicólogo forense, relató durante el juicio de Rapahel que el cuerpo de Dylan presentaba residuos de cocaína, por lo que consideran su padre lo obligó a consumirla antes de atacarlo a golpes.

En la corte también se reprodujeron dos videos que fueron encontrados en el teléfono de Rapahel. Uno de ellos es de Dylan de pie en un dormitorio, donde parece estar durmiendo hasta que se escucha que el adulto le grita "despierta, niño".

El segundo video muestra a Dylan llorando y caminando detrás de su padre, quien le dice que camine como militar y siga el ritmo.

Sin embargo, la policía no pudo determinar de cuándo son dichas grabaciones.

Mientras que Tayla, de 18 años, madre de Dylan, relató al jurado que el menor siempre lloraba tras quedarse en casa de su padre, e incluso de "aferró a ella" cuando lo dejó ahí.

Por su parte, Raphael detalló que apenas dos meses antes de la muerte del niño se enteró de que era su hijo, y se quejó de tener que cambiarle el pañal.

Cabe señalar que policías decomisaron en casa del padre del niño cientos de kilos de crack, cannabis y heroína, envoltorios de plástico, microescala y un teléfono celular con el que presuntamente se traficaba droga.

Por el momento el juicio para determinar la culpabilidad de Rapahel continúan; él niega haber asesinado a Dylan.

En esta nota: