Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Padres dejan morir de hambre a su hijo por ayuno religioso

El viernes habría sido el día 44 del ayuno, Kehinde, se dirigió a la estación de policía de Reedburg para informar que su hijo había muerto

Por: El Debate

Imagen temática. Foto: Pixabay

Imagen temática. Foto: Pixabay

Miami.- Un niño de 15 años falleció a causa de un ayuno religioso de 40 días, mientras que su hermano de 11 años y su madre presentan un cuadro de desnutrición critico.

Lea también: Niño de 24 dedos podría ser sacrificado por culpa de un hechicero

Kehinde, supuestamente, se dirigió a la estación de policía de Reedburg para informar que su hijo había muerto el viernes, dijo el jefe del departamento, Timothy Becker. El viernes habría sido el día 44 del ayuno.

Padres del menor fallecido. Foto: Cárcel del condado de Sauk

Lea también: Madrastra ordena abuso y muerte de la niña por celos

Según informaron las autoridades, se dirigieron a la casa Omosebi, al llegar al lugar se percataron que la puerta estaba cerrada con candado por dentro por lo que tuvieron que abrirse paso a la fuerza.

Las autoridades vieron que en el lugar no había comida, solo se encontraba el adolescente “extremadamente demacrado y muerto”, y también a un niño muy delgado de 11 años, junto con su madre, Titilayo, que estaba desnutrida, indica el reporte.

Según lo informado por Al Rojo Vivo, Telemundo, el padre, Kehinde, les dijo a las autoridades que la familia comenzó a ayunar el 19 de julio, y que era un “ministro religioso afiliado a Cornerstone Reformation Ministries, que la Policía cree que se ha inventado.

Imagen ilustrativa. Foto: Pixabay

La madre y el niño de 11 años fueron transportados a un hospital para atender la desnutrición que presentaban, sin embargo, la mujer rechazó el tratamiento médico por motivos religiosos y fue llevada a la cárcel del condado de Sauk.

El niño permanece bajo custodia de protección en el Children’s Hospital de Madison.

Kehinde Omosebi, de 49 años, y Titilayo Omosebi, de 48, enfrentan cargos de negligencia infantil que provocó muerte y daño corporal.

En esta nota: