Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

El perverso plan de EU para destruir a la Unión Soviética y China

El país estadounidense planificó en 1960 planes para provocar una guerra nuclear con el fin de eliminar a más de la mitad de la población urbana en ambos países

Por: El Debate

Foto:AP

Foto:AP

Washington.- Estados Unidos ideó en la década de 1960 planes para provocar una guerra nuclear con el fin de eliminar a más de la mitad de la población urbana en ambos países.

Lea también: Irán declara la nueva postura nuclear de EU una amenaza a la humanidad

Documentos oficiales han revelado el plan que tenía Estados Unidos en la década de los sesentas: “destruir a la Unión Soviética y a China como sociedades viables”, y para poder realizarlo, según la edición de 1964 del Plan Operacional Integrado Único (SIOP, por sus siglas en inglés), tendría que ser mediante ataques nucleares para “eliminar el potencial industrial soviético y aniquilar a la mayoría de los habitantes de ambos países”.

Dicho documento era elaborado por el Pentágono (la sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos), el cual se actualizaba cada año, desde 1961 hasta el 2003 que contenía las estrategias estadounidenses en caso de una guerra nuclear.

Te puede interesar: Estrategia nuclear de Trump busca contrarrestar a Rusia

Asimismo, en dicho texto se plantea la posibilidad de realizar ataques nucleares preventivos o de represalias contra la URSS, con el fin de destruir el 70 por ciento de la superficie soviética con presencia de instalaciones industriales.

Por su parte, en China el Pentágono pretendía “borrar del mapa” 30 ciudades para reducir sus capacidades industriales y garantizar así que no fue una nación viable. Se propuso utilizar la "pérdida de población como criterio principal para la efectividad de la destrucción de la sociedad enemiga prestando solo atención colateral al daño industrial".

Proyecciones que aparecieron en el SIOP entre 1961 y 1962 situaron el nivel de pérdidas humanas en más de la mitad de la población urbana: el 53 por ciento de habitantes en ciudades chinas y el 71 por ciento de los residentes soviéticos en las principales urbes. Se estimó que unos 70 millones de ciudadanos soviéticos morirían en "ataques estadounidenses sin advertencia".

De acuerdo con investigadores, Estados Unidos aún considera las capacidades militares rusas y chinas como los principales "desafíos" que enfrenta Washington.

En esta nota: