Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Republicanos descartan coordinación entre Trump y Rusia

Conaway dijo que habrá un segundo informe que se centrará en la evaluación de los servicios de inteligencia y su credibilidad

Por: AP

En esta imagen del 8 de marzo de 2018, el representante republicano Mike Conaway sonríe en el Capitolio de Washington. (AP Foto/Andrew Harnik)

En esta imagen del 8 de marzo de 2018, el representante republicano Mike Conaway sonríe en el Capitolio de Washington. (AP Foto/Andrew Harnik)

WASHINGTON (AP) — Los republicanos de la comisión de inteligencia de la Cámara de Representantes han completado el borrador de un informe en el que concluyeron que no hubo colusión ni coordinación entre el equipo de campaña del presidente Donald Trump y Rusia, un hallazgo que complació a la Casa Blanca pero hizo enfurecer a los demócratas, los cuales aún no ven el documento.

Al cabo de una investigación de un año, el representante republicano Mike Conaway anunció el lunes que la comisión ha terminado las entrevistas a decenas de testigos y el martes compartirá el informe con los demócratas. Conaway encabeza la pesquisa de la Cámara de Representantes, una de varias investigaciones sobre la intromisión rusa en las elecciones de 2016.

“No encontramos evidencias de colusión”, dijo Conaway a la prensa, e insinuó que aquellos que creen que la hubo leen demasiadas novelas sobre espías. “Encontramos, tal vez, mal juicio, reuniones inapropiadas, juicio inapropiado al aceptar encuentros. Pero únicamente alguien como Tom Clancy o Vince Flynn o alguien así podría tomar esta serie de contactos inintencionados, o reuniones o lo que hayan sido, y convertirlos en una emocionante trama sobre espías”.

Horas después, Trump tuiteó su propio encabezado del informe: “La comisión de inteligencia de la Cámara de Representantes no ha, después de una investigación profunda de 14 meses, hallado ninguna evidencia de colusión ni coordinación entre la campaña de Trump y Rusia para influir en las elecciones presidenciales de 2016”.

Conaway presentó un adelanto de algunas de las conclusiones, pero dijo que el público no verá el informe hasta que los demócratas lo hayan revisado y la comunidad de servicios de inteligencia tome la decisión de qué información puede ser difundida, un proceso que podría llevarse semanas. Se prevé que los demócratas emitan un informe por separado con conclusiones muy diferentes.

Además del comunicado sobre coordinación con los rusos, el borrador impugna una evaluación efectuada poco después de los comicios presidenciales de 2016 de que la injerencia rusa en la campaña fue con el objetivo de ayudar a Trump. Dicha evaluación de enero de 2017 reveló que el FBI, la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) habían concluido que el gobierno ruso, por órdenes del presidente Vladimir Putin, libró una campaña encubierta para interferir en las elecciones con la meta de afectar la candidatura de la demócrata Hillary Clinton y ayudar a la de Trump.

Funcionarios de la comisión de inteligencia de la cámara baja indicaron que pasaron cientos de horas revisando el material que utilizaron los servicios de inteligencia para realizar dicha afirmación y que ésta no cumplía con los estándares apropiados para denunciar lo de la ayuda a Trump. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a declarar públicamente sobre el material de inteligencia.

Conaway dijo que habrá un segundo informe que se centrará en la evaluación de los servicios de inteligencia y su credibilidad.

Poco después del anuncio de los republicanos, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional emitió un comunicado en el que afirmó que respalda los hallazgos de la comunidad de inteligencia. Su portavoz Brian Hale dijo que la oficina revisará lo encontrado por el informe de la comisión.

Según Conaway, el informe sí estará de acuerdo con la evaluación de inteligencia en la mayoría de los otros detalles, incluido el de que los rusos sí interfirieron en los comicios. Proporcionará detalles sobre los ciberataques rusos a instituciones estadounidenses durante las elecciones y el uso de las redes sociales para sembrar discordia. Mostrará también un patrón de ataques rusos a aliados europeos, información que podría ser censurada en el informe final. Además culpará a funcionarios del gobierno de Barack Obama de dar una respuesta “deslucida”, y examinará las filtraciones de la comunidad de inteligencia a los medios de comunicación.

Incluirá cuando menos 25 recomendaciones, entre ellas cómo mejorar la seguridad electoral, responder a ciberataques y mejorar los esfuerzos de contrainteligencia.

En esta nota: